Aprendiz de Trump

Omar Estacio Z.'s picture

Aquella madrugada, al propio. Al mismísimo. Al colombiano - cucuteño para más señas. Al lisiado, moral, mental, sentimental, le dio por emular a Donald Trump.
¡Ring-ring! y atiende, Raúl Castro por el hotline.

-Buenas noches, mi comandante. Perdóneme por despertarlo en medio de esta canícula de mi cerebelo. Pero es que quiero ejecutar algunas acciones a lo Donald Trump.

-Como Donald ¿quieeén? ¡so muchacho, gafo!

-Como, Trump, Donald J. Trump y construir un muro. Un solo muro y levantarlo en la frontera con Colombia. En la frontera con Brasil, Guyana, con Trinidad y Tobago, Curazao, Aruba, Bonaire…

-¿Para que la gente no se vaya?

-¡Al contrario, mi comandante Raúl! Para que no se vengan en avalancha, porque esto, de lo bueno que está, no se aguanta.

-Si es lo que deseas, tienes mi autorización.

-Además, mi comandante, creo que es el momento de aplicarle a Trump, la misma medicina que el propio Mr.Trump, le recetó al jefe del ISIS. Para que no me vuelva a aterrorizar. Para que no me siga asustando con que me va a pasar lo mismo que al camarado Evo. Mandarle el FAES hasta Guasintón, para que le callen esa jeta de una buena vez, mi comandante.

-No es lo mismo, reprimir con el FAES a la gente humilde de una barriada, que meterse con ese míster. Debes tener precaución.

-Pero sobre todo, mi comandante, lo que más deseo es enviar muchos tuits. Dispararlos todas las noches como los dispara Mr. Trump. A sus enemigos. A sus amigos. Para insultar o saludar. Para congraciarse o burlarse de los demás.

-Escucha, yo te he enviado a mis espías para que tus militares no te metan preso. Para impedir que Diosdado te pase por el páramo. Todo, sin contar que fui yo quien te quitó a Chávez del camino. Pero esa vaina ¡no! Lo perderíamos todo, si la gente se entera de las imbecilidades que piensas -si es que eso puede calificarse de “pensar”’- además, de los errores y horrores ortográficos que cometes, cuando las escribes…

Y esa noche, el aspirante a Donald Trump se fue a la cama con el rabo entre las piernas. Convertido su dormitorio en un bosque muy oscuro, como en aquella tonadilla infantil que le debe estar resonando en el … entendimiento.. @omarestacio

Omar Estacio Z