Bodegón en RoboLución

Omar Estacio Z.'s picture

Tumoración purulenta. Neoantro de la RoboLución donde converge la mayoría de sus pústulas. Al Bodegón en RoboLución, no lo visita el SENIAT. Ni la palabra desabastecimiento ¿Fiscales de precios? ¡Al cipote con los precios, cuando el pago es con dinero negro! Pero hagamos silencio. Presenciemos un episodio, típico, arquetípico, fenotípico, arrancado de la vida misma del El Bodegón en RoboLución.

-Buenos días, camarado Segundo de a Bordo de la RoboLución. Gratísimo verlo otra vez por aquí. Como se podrá dar cuenta, hemos abierto solo para usted, de modo que esté a salvo de la contrarrevolucionaria envidia. Me alegro que le hayan gustado las trufas, con testículos de tucusito y el café kopi luwak para bebérselo con leche de burra, que le despachamos ayer. Entre paréntesis, camarado Segundo de a Abordo ¡Contrólense! ¡Mire que el Camarado Primero de a Bordo, ya es un hipopótamo y usted, un chanchito! ¿Caviar de Beluga? ¡Por supuesto! nuestros inventarios están a rebosar. A ocho mil dólares la latica ¡Vaaan saliendo para el camarado Segundo de a Bordooo dos docenas de belugaaa! ¿Quién dijo crisis! ¡Por supuesto, camarado! Puede pagar, con verdines, euros, yenes, yuanes, con lingotes de oro tintos en sangre del Arco Minero. Todo, menos con bolivaritos envilecidos por la hiperinflación. ¿Con Petros? ¡Ni bobos que fuéramos! No olvide, camarado Segundo de a Bordo, que las transferencias tiene que ordenarlas desde sus cuentas de Norcorea, porque las de Mayami y de Niú Yol se las congeló la DEA y a las de Andorra, la INTERPOL les cayó encima. A cuál dirección le hacemos el delivery, camarado Segundo de a Bordo? ¿A la de “La Legal”? ¿A la de “La Reglamentaria”? ¿A la de “La Prepago de Turno”?

¡Qué golilla! ¡Galán con chequera del Pueblo. A lo Hugo Chávez, Q.E.P.D (en la Quinta Paila del Infierno)!

El Bodegón, ha emergido como la obligada zona de confort de la narcooligarquía bolivariana. Burbuja, a prueba de, escuadrones de capturas internacionales, listas de la OFAC, bolas negras de la Unión Europea, Canadá, Japón, el Grupo de Lima. Adiós a los mercaditos o mercadotes, en Curazao, Aruba, Panamá y hasta en Estambul, de la señora Lucena, en los aviones de Pdvsa? ¡Qué va, oh! ¿A ver si cualquier policía de rolito les ponen los ganchos?

Para los pata en el suelo, comida CLAP, no apta para el consumo humano. Para el procerato bolivariano, las exquisiteces importadas de los bodegones. Para los que están en el ajo Rolls Royces, Ferraris, Mercedes Benz, aparcados a puerta de Bodegón y para los que no estamos en el ajo, las perreras. Como animales. Remedo de transporte colectivo en los camiones de carga más destartalados.

-Circule, ciudadano – peinilla en mano advierte el esbirro, a un parroquiano cualquiera- en los alrededores del Bodegón no permitimos mirones, ni pedigüeños: Turban y perturban a la clientela. @omar estacio

Omar Estacio Z.