Los sancionados del TIAR

Omar Estacio Z.'s picture

Informa la prensa de esta semana, que las autoridades del TIAR o Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, acaban de adoptar medidas contra varios altos cargos bolivarianos. Son 29, inicialmente, pero hay 700 más, en la mira. Prohibición de entrada a los países de la subregión e incautación de cualquier repele que tengan depositados en los bancos del área, son las medidas, en referencia. Algo es algo, porque el grueso, la verdadera madre de botín, se encuentra en Andorra, Baharein, Norcorea, la isla de Man, Turquía, China, Suiza, en la España celestina de Pedro Sánchez, coautor y encubridor de la fuga de Hugo Carvajal. Todo vale, para que el “Pollo”, no piara los engrases recibidos por Zapatero, ni los petrodólares engullidos, por Pablo Iglesias.

A mayor número de censuras internacionales contra determinado bolivariano, mayor su musculatura y armonía selvática en la nomenklatura del narcodesgobierno. Esa fue la única meritocracia implantada por el rufián de Chávez.

- Camarados y camaduros, me siento honrado por haber sido incluido en las listas negras, moradas, multicolores, de la DEA, el FBI, las alertas rojas de Interpol, los warnings de Scottland Yard, los “Vivo o Muerto” de las policías de rolito del Mundo entero, por narcochorizón. Malo hubiese sido que el TIAR no me hubiese tomado en cuenta... - lejos de ser un desplante del llamado “Segundo de a bordo” de la Robolución, sus guapetonerías -porque se sabe apoyado- se han erigido en paradigma. Un bolivariano de pura cepa, con semejante prontuario, de no llenar plaza en la actualidad como Presidente, Vicepresidente, ministro, generalote, constituyentista, diputado, pronto la llenará.

Para que ninguno de los elegibles para las sanciones del TIAR pase de incógnito por los puestos fronterizos, basta que los correspondientes funcionarios de inmigración, en medio de las revisiones de pasaportes, dejen caer algunas monedas al piso, así como quien no quiere la cosa.

Si el o los aspirantes a inmigrantes se lanzan al suelo de cabeza y atrapan las monedas con los dientes no hay nada que discutir. Declarados narcochavomaduristas peligrosos y, de vuelta, deportados, a la Narcobolivariana. A menos que traigan consigo diez millones de dólares, euros, yuanes, yenes y hasta de petros, en adelante, en cuyo caso ¡Bienvenidos y siéntanse, como en casa! @omarestacio

Omar Estacio Z.