La primera vez

Psicología para todos's picture

En la consulta con adolescentes, una de los asuntos que más les preocupa es cómo va a ser la primera vez y no lo plantean sólo las jovencitas sino que cada día más les interesa también saberlo a ellos...Los tiempos en que los muchachos lo aprendían siendo llevados a burdeles ya, afortunadamente, han pasado y los jóvenes dejan de "aprender" la eyaculación precoz y el placer del sexo disociado del cariño, ternura, intimidad o amor a su pareja, entre otros problemas y trastornos que se generaban en ese acto desprovisto de afecto, realizado en las peores condiciones y cargado de perversidad.

Para las chicas, el problema radica en temores psicológicos y filosóficos que van desde estados de ansiedad hasta la disyuntiva de saber cuando se está lista para hacerlo, a qué edad, donde, con quien y hasta si se debe o no perder la virginidad durante un noviazgo.

Lo importante que todo joven debe saber es que a más sanos sean sus primeros pasos sexuales más saludable será su sexualidad adulta... y el ejercicio de la sexualidad no comienza en la primera vez que se está con su pareja. El verdadero primer acto sexual es la autoexploración que comienza en la pubertad. Cuando los muchachos y muchachas descubren sus genitales y estos reaccionan a sus toques. Luego vendrá la masturbación y la autocomplacencia acompañada de fantasías sexuales. Posteriormente vendrán los amigos, amigas, novios, los contactos iniciales, los besos, abrazos y caricias y la mutua complacencia.

El sexo es un proceso donde se instruye poco a poco. Nadie aprende a nadar tirándose al agua profunda sin salvavidas, se requiere entrenamiento. Así como el niño da sus pininos antes de caminar y correr, en el sexo los muchachos deben ir paso a paso. En este principio se basa el éxito en la sexualidad para cada uno sin necesidad de "ahogarse" por falta de aprendizaje.

Existen razones legales como la mayoría de edad, razones morales, sociales, religiosas, familiares para conservarse "vírgenes" pero de verdad ninguna de ellas es más primordial que el no hacerlo hasta que hayamos cumplidos todas las etapas del sexo. Esto es lo esencial. Tanto el como ella podrán disfrutar mucho más del amor y del sexo si no se precipitan, si no "queman" etapas y si cuando llegan a su primera vez ya se encuentran preparados para. hacer el amor.

Cada joven debe determinar por si mismo o por si misma cuando es oportuno continuar con esta nueva fase de su vida sexual. Si no se sienten así, esperen. Se juega al éxito de la sexualidad no quien lo hace más rápido. Ustedes sabrán e intuirán cuando llegó momento.
Maria Mercedes y Vladimir Gessen.

Puedes seguirnos en http://twitter.com/divangessen