“Clase Magna” en el Aula Magna de la UVC

Rafael Gallegos's picture

Para eso son las aulas, para dar lecciones. Para educar y enseñar a vivir. Al magno salón de clases de nuestra querida Universidad Central de Venezuela, le ha correspondido darnos una clase magistral de Democracia: “Venezuela no se rinde”. En la apertura del acto la Rectora Cecilia García Arocha manifestó: “tenemos derecho a elegir tal como se expresa en nuestra Constitución Nacional”. Es decir, no se trata de mendigarle al gobierno elecciones justas, sino de exigirle el cumplimiento de la Ley. El Acto congregó a líderes estudiantiles, sindicales, empresariales, religiosos, políticos, gremiales, universitarios. La Sociedad Civil en el Aula Magna, dispuesta a agruparse en un Frente Amplio para “enfrentar” la implantación del comunismo. La clase nos dio lecciones a todos. Veamos.
1.- Al gobierno… para que sepa que ya no engaña a nadie. Que la inmensa mayoría sabe que el fondo de esta tramoya electoral es perpetuarse en el poder siendo una ínfima minoría. Que todos sabemos que si se cuentan tienen que irse. O es que creen que alguien se comió el cuento de la suspensión leguléyica del Revocatorio, o la implantación de la ANC de bases inconsultas y electa con la “no votación” de la inmensa mayoría, o el “no tengo tiempo” del Presidente cuando no habían entramado “sus” elecciones. Igual sabemos la intención tipo “nicaragueñazo” al inhabilitar a Leopoldo, Ledezma y Capriles, así como a la MUD, Primero Justicia y Voluntad Popular.
Para que sepan que a este paso “ganarán” “sus” “elecciones”; pero no se “legitimarán”.
2.- Al CNE… ¿Cómo hago para confiar en ti después de tanto daño?... están frescos los 79.000 reubicados de las regionales, las extensión del proceso electoral sin que haya gente en las colas, la simbiosis de puntos rojos y carnet de la patria el día de las elecciones, los lapsos atropellados, la no publicación de cronogramas, las cifras diferentes de Smartmatic, la no respuesta a Andrés Velásquez, la indiferencia ante los cuatro diputados suspendidos de Amazonas, el silencio ante la anulación de Guanipa en el Zulia. “Esas son las cosas que me alejan de ti”. Pretenden hacer de las elecciones un acto de fe, cuando han procedido con tanta mala fe. Ah!, y olvidaba el brazalete del 4F en la manga…
3.- A los partidos políticos… Bien por la negociación en República Dominicana, una lección de dignidad. Bien por aguantar tanto insulto. Maravilloso por haber liderado el triunfo en las Elecciones Parlamentarias. Pero… increíble cómo se les diluyó en las manos la Unidad ¿Qué buscaban? Asombroso tanto silencio cuando el pueblo les pide que griten.
Es la hora de la Unidad, como hicieron Betancourt, Caldera, Villalba y Gustavo Machado en 1958. Como hacen los grandes liderazgos en las horas críticas. Lo demás es llanto, exilio, cárcel… El Frente Amplio es imprescindible. Y allí caben todos los partidos, los moderados, los radicales, los ex chavistas, Falcón. To - dos.
4.- A las ONG, independientes, gremios, sindicalistas, estudiantes, empresarios, iglesias, a todos... es hora de plegarse al Frente Amplio. De desfasar diferencias. Ya habrá tiempo, en democracia, de rivalizar e imponer puntos de vista. El momento es estelar. Estamos en la Y del camino. Democracia o Dictadura. Pilas y guáramo hoy, para no llorar mañana como Boadil…
Ah!, y es hora de entender que el enemigo no está entre nosotros. Lo digo por tanto insulto entre familia que tanto perjudica. Objetivo: la Democracia. Para lo demás, ya habrá mejores tiempos.
5.- A los pusilánimes… esto no es una serie de TV, hay que preguntarse a lo Kennedy: “qué puedo hacer yo por mi país y no qué puede hacer mi país por mí”.
PEDIR CONDICIONES… ES PEDIR NUEVAS ELECCIONES
Si como dijo el Che, revolución es cuando lo extraordinario de se convierte en rutinario, estamos en “revolución”. Han hecho rutinario el ventajismo electoral y los triunfos a partir de condiciones injustas. Han hecho rutinario ganar elecciones siendo una ínfima minoría.
Es necesario aclarar que la abstención para buscar condiciones electorales, es una masiva forma de participación electoral. Que las “elecciones” están lejos de lograr los objetivos, que requieren cambios de raíz. Que con tapagoteras no podremos parar la inundación. La buena noticia es que con aplicar la Constitución, se lograrían las condiciones. Somos más, tenemos razón, el mundo nos apoya. Nuestro esfuerzo para lograr elecciones “competitivas”, es la Unidad. El Frente Ampliado.
Aprendamos la lección de nuestra maravillosa Aula Magna. En lo personal, cuando oí a la Rectora García Arocha no pude evitar recordar al Rector- entonces Presidente Vargas- cuando le replicaba a Carujo: el mundo es del hombre justo.
Y es que lo justo, es que rescatemos la Democracia. No vale rendirse.
Rafael Gallegos