Notas para la nueva Ley de Hidrocarburos

Rafael Gallegos's picture

El anteproyecto de Ley Orgánica de Hidrocarburos que se discute en la Asamblea Nacional, ha sido producto de una larga discusión. Su contenido refleja una buena dosis de consenso. Claro, entendiendo las lógicas divergencias de cuando se discute en democracia.

LA EMERGENCIA DE PDVSA

Ante el estado actual de Pdvsa, el pensamiento petrolero se ha puesto en acción como nunca antes. Más de 150 técnicos del llamado Grupo Inter institucional (GII) han (hemos) desarrollado un plan orientado a superar el estado de emergencia en que se encuentra Pdvsa: mínima producción, refinerías en ruinas, personal en fuga, creciente deuda; causadas por una incapacidad gerencial estratégica, y que se palpan como escasez de gasolina, de combustibles para la electricidad, de gas… de divisas. Escombros que hay que recoger – o superar la emergencia - para en principio estabilizar la empresa.

Una vez que ocurra el cambio político porque antes… sería como buscar a los incendiarios para que apaguen el fuego, contimás este gobierno que no ha reflejado voluntad de cambio.

CONSENSOS PARA LA LEY DE HIDROCARBUROS

Paralelamente se está discutiendo en la Asamblea la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Los consensos en los procesos de interacción de los equipos y en el contenido de la Ley, se pueden resumir en los siguientes aspectos:

- Necesidad de abordar los tópicos de la Ley por equipos técnicos y políticos. El petróleo es más que petróleo, es tecnología, inversiones, desarrollo nacional, geopolítica.

- No es suficiente una industria petrolera próspera. Ésta tiene que servir de eje dinamizador para la construcción de un país próspero orientado a superar la dependencia del petróleo.

- Las empresas petroleras requieren de altas inversiones, tecnología de punta y gerencia de primer nivel. De lo contrario están condenadas al fracaso. Verbigracia la actual Pdvsa.

- Las inversiones privadas son una necesidad.

- Ningún gobierno puede seguir controlando a su arbitrio los ingresos petroleros.

- La Pdvsa roja no es rescatable, y la Pdvsa azul no volverá. ¿Entonces? ¿Industria petrolera vino tinto?

ASPECTOS RESALTANTES DEL ANTEPROYECTO DE LEY Y OBSERVACIONES

El Anteproyecto refleja dos aspectos de muy amplio como La Agencia Venezolana de Energía (AVH), que independiza - ya veremos cuanto- las decisiones operacionales de las decisiones partidistas o políticas con p minúscula. Además, estimula la participación del capital privado “mediante contratos de licencia de producción o utilidad compartida y cualquier otra modalidad que permita el mejor aprovechamiento de los hidrocarburos” (art.24), y la creación de Rondas de Licitación, como ocurre hoy en los países petroleros de América Latina.

Igualmente la Ley contempla un Decreto de Emergencia que facilitará el comienzo de las acciones en un nuevo gobierno.

Todo esto significa de por sí un gran avance. Sin embargo haremos algunas observaciones que consideramos debería contemplar la Ley:

1.- Cotización de Pdvsa en la bolsa de valores por un determinado porcentaje. Ello redundaría en más capacidad de inversión y más eficiencia.

2.- En la conformación de los cinco Directores de la AVH, contemplar dos o tres como representantes de los gremios, las academias y los empresarios, seleccionados por ternas enviadas por esas organizaciones. Así se garantizaría la verdadera independencia en las decisiones de otorgamiento y seguimiento de los contratos. Y para los funcionarios, a objeto que sean muy competitivos, se debe plantear un régimen de salarios absolutamente independiente del de los empleados públicos.

3.- Reglamentación de las regalías en cuanto a su distribución: un porcentaje para los municipios y el resto para el estado central o fondos especiales.

4.- Variabilidad ISLR de acuerdo al proyecto; con rangos más específicos. Por ejemplo entre 34 y 60% de acuerdo a especificaciones.

5. Limitar estrictamente a inversiones el uso de la Regalía e ISRL y los impuestos de hidrocarburos en general. Esto es de suma importancia para disminuir la discrecionalidad de los gobiernos. Prohibir expresamente que estos recursos se utilicen en el gasto público.

6.- Tomar en cuenta la necesidad, tal vez en otra Ley, de desarrollar estrategias para planificar la Economía Conexa, de manera que cuando la zona deje de ser petrolera, posea un desarrollo independiente del petróleo. Es decir, para no repetir los pueblos fantasmas ex petroleros.

Por último, contemplar expresamente que el gobierno, además de establecer y dirigir la política petrolera como está establecido, manejará los aspectos sistémicos del como por ejemplo cuotas OPEP, o coordinación de refinerías y centros de servicio en el extranjero. Es imperativo desarrollar innovadores aspectos orientados a regular y controlar el negocio por parte de los venezolanos. Con la premisa fundamental que si no lo hacemos los venezolanos lo harán otros.
Una buena Ley, y un debate abierto.
Rafael Gallegos