Venezuela post-petrolera

Rafael Gallegos's picture

La destrucción estratégica que le ha aplicado a Venezuela esta “revolución”, ha acelerado la llegada de la Venezuela post petrolera. Y ha sucedido por la ruta más increíble, la de la destrucción de Pdvsa. A través de las décadas los paradigmas acerca del fin de la era petrolera han variado. Veamos:

PRIMER PARADIGMA: SE ACABARÁ EL PETRÓLEO
Radio Caracas Televisión transmitió en los setenta un programa denominado “El día que se acabó el petróleo”. Comenzaba cuando un individuo fue a una bomba de gasolina a llenar el tanque de su carro y… no había gasolina. Se había acabado el petróleo y comenzado la era post petrolera para Venezuela.
A ninguno de los televidentes nos asombró el argumento. Era el paradigma de la época. Los venezolanos creíamos tener petróleo apenas para 20 años y algún día se agotarían los yacimientos.

SEGUNDO PARADIGMA: SE ACABARÁ EL MERCADO
Luego de la nacionalización cambió el panorama. La operacionalización de la Faja y la incorporación de reservas convencionales permitieron concluir que el petróleo “no se iba a agotar”, sino más bien se iba a acabar el mercado. Que el petróleo sería sustituido por las energías alternas. Nos convencimos que se iba a quedar mucho petróleo en el subsuelo. Ya el problema venezolano no era de reservas, sino de mercados. Se planteaba que para el 2030, 40 o 50, el hidrógeno, o la energía solar, o la energía atómica tomarían la vanguardia energética.

TERCER PARADIGMA: SE ACABARÁ PDVSA
Lo que ni los más avezados creyeron posible es lo que hoy nos acontece. Hay reservas, hay mercados… y no hay negocio petrolero. La “revolución” destruyó a Pdvsa y por esa vía vamos entrando en la era post petrolera… la vía de la desidia.
En veinte años destruyeron a la llamada segunda empresa petrolera del mundo. ¿Qué hubiera pensado usted si alguien le hubiera dicho hace veinte años que Pdvsa iba a importar gasolina, que iba a dar pérdidas, o que la iba a mantener el Banco Central con dinero inorgánico? ¿Y si le hubieran dicho que viviríamos un Boom petrolero sin petróleo? ¿O que Pdvsa, entonces en ruta hacia los 6 millones de barriles, iba a competir con Colombia para llegar al millón de barriles diarios de producción?
Toda una tragedia griega que ni Sófocles hubiera imaginado. De potencia tipo Irak, Irán o Kuwait, se ha convertido en una petrolera de medianas dimensiones que compite en exportaciones con Ecuador… y hasta con Congo (revisen cifras).
Producimos menos de un millón doscientos mil barriles diarios (de más de tres que producíamos antes de la “revolución”). Y… saque cuentas: mandamos 100.000 a Cuba y el Caribe, 400.000 a China (pagando una deuda inconstitucional que no se sabe en qué se gastó), en Venezuela consumimos 200.000. Saque cuentas, quedan 500.000 que exportamos a Estados Unidos. Esos son los únicos que nos generan dinero; pero tenemos todos los días que comprar unos cien mil barriles de gasolina y componentes. O sea exportamos apenas 400.000 barriles netos. Da pena ajena… ¿Lesa humanidad?

EL RECORTE DE LA OPEP
La OPEP se reúne y acuerda, para estabilizar los precios, recortar un millón de barriles diarios para el 2019. Imagino que el general presidente de Pdvsa habrá visto para el techo cuando les preguntaron que con cuánto iban a contribuir al recorte. Claro Pdvsa recorta mil barriles de petróleo todos los días por la gigantesca declinación que la lleva a la ruina. Capaz que en su infinito descaro proclamen que esa declinación de años es la cuota de la “revolución” venezolana para mantener los precios del petróleo. Cómo extrañarán los árabes a Pérez Alfonzo, o a Calderón Berti entre tanto petrolero venezolano capaz.
Pero en lugar de conversar acerca del vital tema de las cuotas, quieren hablar de un tema importantísimo que cambiará a geopolítica petrolera… el Petro. Algo así como el dólar del subdesarrollo. Un deslenguado me dijo que los árabes están chingos por vender su petróleo en petros.
No darse cuenta que los petros son pavosos para la “revolución”. El de Colombia que los dejó con las ganas de tener un socialista en Bogotá. Y el de aquí, que más que malquerido, es ignorado.

TITANIC
A este paso, Pdvsa llegará, meses más meses menos, a unos 700.000 barriles diarios. Le dará 100.000 a los jefes de Cuba y al Caribe, 400.000 para la deuda china y 200.000 de consumo interno… y no habrá petróleo para exportar. Consumatum est.

AVE FENIX
En medio de este colapso, hay planes elaborados por técnicos petroleros orientados a recuperar a nuestra principal industria. Se acaba Pdvsa; pero como todavía hay petróleo y mercado petrolero, cuando reviva la democracia emergerá una nueva industria petrolera de primer mundo para impulsar la Venezuela de primer mundo que nos merecemos.
Pilas y guáramo…
Rafael Gallegos