El Presidente Guaidó

Reinaldo Aguilera's picture

Los acontecimientos se suceden uno tras otro sin parar y muchas veces no hay suficiente tiempo para que se procesen ciertas cosas cuando ya ocurren otras, estamos prácticamente en una carrera contra el tiempo, éste es el clima y el ambiente en la Venezuela de inicios de 2019.
Después del acto tan burdo de la “toma de posesión” en la que el magistrado presidente del TSJ “Oficialista” se atragantó con sus propias palabras, vino el acto de calle con los diputados de la Asamblea Nacional y su presidente actual Juan Guaidó al frente, un joven sobreviviente de aquella tragedia ocurrida en el estado Vargas a inicios de la era Chávez; lo acaecido ha sido para muchos ese oxígeno extra que el país busca sin cesar, sumado al valiente acompañamiento de todos quienes estuvimos allí, los ciudadanos, la gente de a pie, en fin los que sabemos la realidad del país que nos está tocando vivir.
La situación no es nada fácil, es perfectamente entendible que observando la destrucción diaria del patrimonio de muchos, de pequeñas y medianas industrias, de familias que se separan y un largo etcétera, varios quieran que la solución sea inmediata, pues les digo que nada y menos éste tipo de cosas pueden ser inmediatas, de lo apresurado salen los errores, el caso de Carmona Estanga ocurrido en 2002 aún está fresco en la memoria del acontecer nacional e internacional y eso es algo que se tiene que considerar, sobre todo por quienes quieren que de la noche a la mañana todo cambie.
Otro aspecto a considerar es el apoyo internacional que sigue creciendo, ya a medida que pasa el tiempo más de 65 países al menos brindan su soporte a la Asamblea Nacional como único ente con la legitimidad democrática pertinente y eso es muy importante; ejemplo de ello se observó en los actos del 10 del mes en curso, lo que en otros tiempos era un acto de relevancia con múltiples dignatarios, presidentes y hasta reyes asistentes, pasó a ser una reunión de los amigos del “Club”, esa es la lectura que se tiene que ir dando a lo que pasa con las horas en Venezuela, analizar desde la objetividad y no desde lo emocional.
Algo cierto e incuestionable, es lo ocurrido luego de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, el cerco se cerró sobre el gobierno maltrecho Madurista, las sanciones internacionales se han ampliado y eso ha hecho débil en ciertos aspectos al régimen; aunado a esas sanciones están los diversos casos que día con día se descubren en dónde los involucrados son bien sea funcionarios públicos o personas íntimamente ligadas al “Proceso Revolucionario”, lo que deja desnudo ante el mundo entero la calidad de gobierno y gobernantes que tenemos, ni más ni menos.
Por su parte resaltamos que en medio de todo lo que ocurre, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, asumió “las competencias de la encargaduría de una Presidencia de la República (interina)”, dichas competencias fueron asumidas con total apoyo de la Asamblea Nacional además del fundamento jurídico que le otorga la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela vigente, sin embargo no se ha materializado del todo ya que los organismos de seguridad y las Fuerzas Armadas no se han pronunciado aunque se presume que la llamada cadena de mando está rota o muy desequilibrada, los momentos que se viven son muy complejos y quizás las horas o los días irán aclarando las circunstancias.
Es de suma importancia destacar cómo de manera firme y clara los gobiernos de Chile, Argentina y Brasil reconocen la ilegitimidad de Nicolás Maduro y dan su apoyo al Diputado Juan Guaidó como presidente de Venezuela, similar posición la ha asumido el país hermano de Colombia al igual que el resto de países integrantes del “Grupo de Lima” sin olvidar Canadá y los Estados Unidos.
Todo lo que está pasando en el transcurso de estos días tiene un punto positivo y es que la crisis política de Venezuela tiene movido el piso a más de un gobierno, aquellos que no prestaban atención están sacudidos por cómo está afectando al hemisferio lo que aquí sucede, la importancia estratégica y el equilibrio que brinda Venezuela en el continente hace que ya no se hagan los ciegos frente a la cruda realidad que se vive; ese nivel de atención internacional no estaba presente en eventos anteriores lo que hace alguna diferencia.
Para el momento de la redacción del presente artículo especial, se tiene conocimiento de que el Diputado Guaidó fue detenido y pocos minutos después liberado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), quizás una contraorden hizo que lo liberaran, de momento las cosas siguen en pleno desarrollo.
Por lo pronto hay que estar atentos a los acontecimientos, tener siempre presente que se debe actuar apegado a la norma Constitucional y no andar cometiendo locuras, importantes analistas nacionales e internacionales ya han dejado claro tanto la falta de legitimidad como de credibilidad del régimen, todo sigue su curso y la historia juzgará a quienes hagan lo correcto y a quienes no, así de simple y sencillo. @raguilera68 / @AnalisisPE
Reinaldo J. Aguilera R.