¿Qué cabe esperar del Examen Periódico Universal?

Rocio San Miguel's picture

El discurso retorico, que echa culpas al colonialismo, al pasado y a la oposición de la violación de derechos humanos (DDHH) en Venezuela será la carta de presentación que llevará el gobierno nacional al Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas (ONU) mañana 7 de octubre en Ginebra. Ya llegó el canciller Nicolás Maduro a Suiza, con una muy nutrida delegación, acompañado de la Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, y su estrategia de incidencia que busca invisibilizar el fondo del asunto: el debate centrado en la violación de DDHH en Venezuela, el examen al que será sometido el país, las preguntas muy duras que deberá responder el gobierno y el numero de recomendaciones que aceptará o despreciará del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La estrategia del gobierno frente al EPU debe ser desmontada por el bien del país, para que surja una agenda de seguimiento a las recomendaciones de la ONU que permitan superar en los próximos 4 años, de cara al segundo examen que será en el 2015, la grave situación de DDHH en Venezuela.

A esta hora el gobierno ya inicio el plan de 5 fases para invisibilizar el impacto del EPU sobre la gestión de Chávez: 1) Ablandamiento.2) Distracción. 3) Confrontación. 4) Desconocimiento. 5) Publicidad.

1) La primera fase espera instrumentarla con la presentación de la Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar. Todos estamos orgullos del sistema de orquestas juveniles, pero esto no es un logro de este gobierno. ¡Que quede claro! Y una majestuosa presentación no invisibiliza la problemática que existe en Venezuela en materia de DDHH.

2) La distracción será ejecutada a través de países como Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador, entre otros beneficiados de los recursos petroleros administrados por Chávez a discreción, quienes se encuentran anotados para copar el espacio de intervenciones en loas a la Revolución Bolivariana 3) Llegado el momento de las preguntas, que ya se saben difíciles para el gobierno venezolano, el formato de ataque al mensajero y no al mensaje hará su aparición. Los “otros” y el “pasado” serán los culpables. También el imperialismo y el capitalismo.

4) Al final operará el desconocimiento de la realidad con toda seguridad. Venezuela será obligada a aceptar el reconocimiento de recomendaciones en DDHH que emita la ONU y no habrá forma de hacerlas cumplir en el plano interno, salvo alguna que otra de menor impacto.

5) Como corolario: La publicidad hará como siempre su papel estelar. Mensajes aludiendo al supuesto éxito de la revolución y del Presidente Chávez en materia de DDHH frente a la ONU serán difundidos incesantemente por 10 días en el sistema nacional de medios públicos haciendo invisible la verdad.

Sin embargo, el resultado real, ese que no se divulgará en Venezolana de Televisión será: El descredito cada vez más sostenido y profundo de la Revolución Bolivariana. El desafío para los venezolanos de superar la grave situación de DDHH en el país. Y el compromiso ineludible para las ONG de DDHH independientes de continuar la labor, a pesar de la adversidad.

Fuente: Tal Cual