Convulsión política, en crisis de escasez

Rubén D. Lopera's picture

Estas son definiciones de convulsión política: “Revolución, golpe de Estado, pronunciamiento, activa propaganda disolvente o cualquier otro medio de agitación, inquietud y violencia colectivas en la vida pública de un país” Diccionario de derecho...
“Agitación política o social de carácter violento que transforma la normalidad de la vida colectiva”.En geología, sacudida producida por un terremoto”.
En medicina, una convulsión son movimientos involuntarios de una parte de cuerpo o de todo el cuerpo, localizadas o generalizadas, con o sin pérdida de la conciencia, que se acompañan incluso de otros síntoma y signos neurológicos o no. Esta agitación en algunas ocasiones vienen acompañadas con otros síntomas o signos neurológicos o clínicos, su base molecular o neurobiológicas son alteraciones eléctricas e irritativas en la transmisión de neuromas a otras neuronas, donde actúan neurotransmisores sinápticos cerebrales, calcio, sodio, glucosa entre otras moléculas. La hiperexatibilidad de esta neuronas produce las alteraciones, la epilepsia es una de las causas más frecuente de trastornos convulsivos, aunque no todas las epilepsias son de tipo convulsivas, existen lo que se llama “crisis de ausencia”, las sensitivas y las complejas. Pero esta corta información no es para hablar de diferentes tipos de epilepsias, si no para correlacionar un parecido con la crisis que padecemos en el país. También quería comentar que las convulsiones tiene diferentes causas que la pueden producir, como trauma craneoencefálico, infecciones cerebrales, intoxicaciones, parasitosis, tumores cerebrales , hipoglicemia, fiebre, entre otras causas y estas no necesariamente son catalogas como enfermedad epiléptica en un paciente.

Ahora bien, después de haber escrito esta extensa introducción puedo relacionar la palabra convulsión política como una agitación e inquietud en el ambiente por lo que puede suceder; los acontecimientos por venir en Venezuela se aproximan, en donde si no se encausan bien las fuerzas políticas y sociales con diferentes intereses podemos caer en un estado de violencia colectiva en la vida pública del país. A la vista están las informaciones de una ayuda humanitaria al país por el problema de la escasez de equipos médicos, medicinas y alimentos, que ya están en el país y otras por llegar, para ser introducidas y beneficiar a los que lo requieran en los diferentes centros de salud o sitios de acopio y ser repartidos equitativamente en la mejor forma posible y reglamentariamente. Personalmente creo que sería criminal y malvado no dar al necesitado la ayuda que requieran, llámese que estemos en una “guerra económica” o no, más aún si esta guerra viene, es donde hacen falta los medicamentos y la comida, o nó. La ayuda al necesitado está en todas los libros sagrados o bíblicos y el refrán “en la guerra o en el amor todo está permitido” ¿dónde queda?. Un ejemplo entre muchos que puedo dar; son numerosos los enfermos epilépticos que necesitan Fenobarbital, Epamin (Dilantin), Tegretol (carbamazepina) Trileptal, Valpron, pregabalina, Diazepan y que si tienen un estatus convulsivo que es una emergencia neurológica y no se aplica un anticonvulsivo pueden morir en pocas minutos u horas o simplemente si su epilepsia es crónica y no tienen el medicamento se van a deteriorar aún más o por causa de su crisis convulsiva van a tener otros problemas. Estas y otras variadas complicaciones las puedo escribir en los pacientes con problemas renales, infecciosos, hipertensos, asmáticos, con cáncer, diabéticos; cada paciente que tenga una determinada patología y no tiene como conseguir o pagar un determinado medicamento está muy propenso a complicaciones; los médicos, enfermeras y el resto del personal de salud no pueden hacer todo y menos curar muchos enfermos. El compromiso está en los gobernantes y autoridades del país, con guerra o sin guerra, en crisis o sin crisis. Además en muchas constituciones esta escrito, que es deber del estado mantener el servicio de salud de su pueblo, más si es “soberano, participativo, protagónico, patriótico y revolucionario”.

Espero que ciertos gobernantes enfermos o lideres que se comportan como si tuvieren enfermos, pareciera que tuvieran crisis epilépticas tipo ausencias, con “auras” o alucinaciones se den cuentan de lo que están haciendo al no permitir esta ayuda al prójimo y más de su misma patria, porque nadie se los perdonaría, por más patriotas que fueran. Espero que no estén de rodillas orando por los enfermos y muertos de esta crisis.

Todos y cada uno de los ciudadanos de este país somos mortales y nos podemos enfermar en cualquier momento, tener un accidente, necesitar de medicamentos, ir a un centro de salud; los conocimientos y las manos del personal de salud no van hacer suficientes para curarnos o salvarnos, necesitamos un sistema de salud de calidad, con suficiente insumos médicos y un personal de alta calidad, todo esto está fallando y la escasez de todo se ve a leguas en este socialismo. En la cuarta o en quinta república (con o sin los cubanos) la salud siempre fue abandonada, pero en estos últimos años ha sido a la vista de muchos y es inevitable no luchar por nuestros derechos y por los pacientes que tanto lo necesitan.

“El hombre pobre, sin plata, sin comida la inercia lo mata” No dejemos que el mal y el miedo se apoderen de nosotros; con fe, hacia adelante, pero con prudencia ante el enemigo y el malvado. Ayuden al prójimo siempre

No olvidarse de la ayuda humana a los animales
Rubén D. Lopera
Neurocirujano
Mgs. Educación Superior