Numerología del 7+7=14 en la pandemia de Venezuela

Rubén D. Lopera's picture

Empezando con la suma del siete mas siete como una de las medidas de aislamiento (cuarentena) y flexibilidad en esta pandemia del CovSars -2 que ha implantado el gobierno y autoridades venezolanas desde Junio de este año y que ya llevamos 4 meses aproximadamente en este ensayo y error con resultados no muy confiables en el seguimiento de todos los pacientes porque no entran todos en las estadísticas por infinidad de variables, pues no hay un seguimiento metodológico y epidemiológico cuantificado por estudios por pares y las cifras que informan a veces se contradicen con otros informes en diferentes estados y otros personeros de la salud. Esto hace que se dude de la verdadera realidad y de las verdades de quienes las anuncian. Solo un estudio serio sin sesgos políticos o de otros intereses mostrarân tarde o temprano la verdadera efectividad del 7 mâs 7. El único parecido que encontré fue el implantado en Israel del 4 x 10 días y tenía relación con el periodo de incubación del virus y sus síntomas con la teoría del mejorar o estabilizar la “”salud y la economía” del país.
La explicación del 7 más 7 por lo menos a mi no me ha convencido todavía por todos esto detalles estadísticos, metodológicos y opiniones encontradas, pero aun así espero que resulte adecuado por el bien de todos, pero sin mentiras y engaños como muchas veces en estos años las he visto y oído decir. “En el país de los ingenuos, los mentiroso son los reyes”
La prueba extrema para el 7 más 7 es la que empezó este lunes 19 de Octubre 2020 (flexibilidad ampliada, jornada de cedulación masiva seleccionada por tres días seguidos y el Domingo 25 con una simulación de votación para el que quiera asistir).El 7 más 7 suman 14 días que son exactamente el número que los científicos han afirmado del periodo de inicio de los primeros síntomas y signos del coronavirus CovSARS-19 y para algunos ya se ha reducido en 10 días, pero esto es otro detalle investigativo que no entrarê a analizar. Los primero días de Noviembre veremos si esta flexibilidad ampliada tendrá consecuencias o no, en relación a las estadísticas y a las pruebas que se puedan o deban realizar para ver si mejoran o no los contagios por el virus. Siempre y cuando las realicen las pruebas y confiemos en los resultados. “Dudo, pienso y existo”. René Descartes y más en la Venezuela del “socialismo” del siglo XXI.
Este movimiento del “ir y venir” de ciudadanos en estos días es muy peligroso si no se toman medidas estrictas de control de distanciamiento, mascarilla, tapaboca y preventivas en todos los sentidos, sobre todo el de protección y cuidados de la gente. Pues todavía estamos en la primera ola de pandemia en una Venezuela relajada y anárquica con el irrespeto a la autoridades y un sentido común de la gente de ignorar la peligrosidad del contagio y con su “inocencia” de no saber cómo está el sistema de salud y las carencias de agua, servicios básicos y diferentes insumos en materiales para la salud en los hospitales; sin mencionar las complicaciones que pueden presentarse en muchos ciudadanos con comorbilidades preexistentes, por el estado de desnutrición, pobreza, inmunosenescencia y de una población que sufre y padecen esta incertidumbre crónica.
Nota: En la numerología el 7 es idealismo, pensamiento, sabiduría, seguridad familiar, el noble, bondadoso para lograr objetivos, altruista, espiritualidad, amor por la lectura, aprendizaje, protección, perdonar 70 veces 7.Son las notas musicales, los colores del Arco Iris, los 7chakras en el cuerpo según la Teosofia, la suerte, los pecados capitales, los días de la semana, las vidas del gato y paro de escribir detalles del número 7. ¡Que no nos falle el 7 mâs 7 del gobierno, en este invento del ensayo y error! Científico.
Según, el numero 14 representa: organización, justicia templanza, unidad, iniciativa, libertad personal y eso es lo que necesitamos ahora y siempre. Este ensayo pude repetirse en los primeros días de Diciembre. “Ojo pelao u ojo visor!. Seguridad al máximo y protección, el virus no se va todavía, no está muerto y esta surfeando su “ola”.

Rubén D. Lopera