Travesía a Mérida: Gas y caos

Rubén D. Lopera's picture

Estas dos palabras “Gas y Caos” tienen el mismo significado, originario del latín, al igual que “chaos” .
Lo que experimente recientemente en un viaje a la ciudad de Mérida al occidente de Venezuela de ida y vuelta desde el estado Lara fue por tramos y una odisea, común por estos días y de seguro seguirá en otros sitios de Venezuela. Por estos caminos del páramo merideño se trasladan turistas, camioneros con sus verduras y transporte público de enlace con otras ciudades del occidente del país. El problema de las trancas y protestas por la escasez del gas doméstico en el país con las reservas mayores del mundo de seguro se repetirán en muchas carreteras y ciudades de este país; si sigue esta escasez de gas domestico en este socialismo del siglo XXI, el caos se propagará y la violencia en las calles ya se puede ver venir a futuro en esos sitios, sino se mejoran varias situaciones sociopolíticas y económicas.

En ese viaje de una duración normal de 8 horas en trasporte público desde Acarigua a Mérida tarde 15 horas debido a una tranca-protesta en la población de Mucurubá y Tabay, por supuesto que esto me hizo bajar y conocer como hombre de a pie la situación y ver la realidad de sus habitantes y en muchos municipios de este estado, donde se repite a diario, pues la gente expresaba su indignación de tener semanas sin recibir el gas doméstico; era un caos, había incertidumbre en los miles de personas que esperaba que le dieran paso par seguir a sus destinos. Realmente era un número reducido de personas que protestaban, donde las mujeres dominaban el reparo de la situación y los hombre las observaban, pero ellas estaban rastreadas en seguir trancando la vía, un sola persona con uniforme militar miraba la situación, además en ese sitio las señales de comunicación telefónica aparentemente son muy débiles y solo dijo ese elemento que no podía llamar a su comando, en fin muchas excusas. Este cuentito de mi tierra es muy largo y se repitió en el regreso pero en la población de Mucuchíes pero solo por 4 horas; en esta oportunidad la diferencia estuvo en que se corrió el rumor que un alto jerarca de la revolución y de la ANC que estaba de paso por la ciudad de lo Caballeros y aparecieron 4 guardias nacionales armados con fusiles y lanza bombonas de gas, pero se les veía el temor en actuar y producir más caos en esa protesta; llego el alcalde y solo se pudo pasar 20 carros cada media hora y “ahí me vine yo y nada me toco”.Estos episodios se van a segur repitiendo, así que pueblo, a sufrir y resistir, por cierto los que estaban en estas protestas en su gran mayoría eran chavistas y maduristas. Recordarse que los malos servicios públicos y elementales le ganaron la guerra al gobierno y a la guerra económica. ¿Será que las elecciones venideras o los bonos que vienen calmarán la humillación, el hambre, la desesperación del pueblo y todo se mejorará? ¿Seguiremos de tranca en tranca, cuando viajemos?. “Misterios del Socialismo del siglo XXI”. Los problemas del gas, agua, electricidad, inflación, comida, medicinas, salarios y transporte está que explota a nuestro alrededor.

Chisme, me enteré por boca de los mismos conductores de servicio público en esas horas de tranca, que es peligrosa la vía del Vigía y por muchas razones, así que mosca cuando viajen, pero Tabay no se queda atrás.

Me gusta informar sin generalizar que el mercado principal de Mérida ya no es el mismo, todo es más caro solo algunos productos pueden encontrase más fácil, pero hay especuladores porque creen que todos los que van son turistas y llevan dólares, que equivocados están, mis amigos lectores ya se los avisé. Si van al ciudad de Mérida tengan cuidado con los motorizados, las calles estrechas y la deambulación por las aceras angostas con mucha basura y heces de animalitos por estos días y si les gusta la fotografía o la naturaleza de la realidad está presente ests hechos. En la ciudad de los caballeros no ví a nadie cediendo el puesto a la damas en la buseta que me monté. El teleférico solo llega hasta la segunda estación y les recomiendo unos churros del centro de la ciudad y la variedad de panes que se ven en varios sitios, las arepitas de trigo les llegaron los especuladores y las verduras olvídense de comprarlas en le mercado de los turistas, a menos que no quieran caminar o sea una emergencia, el trasporte estaba en 3 Bs, la anarquía no ha llegado todavía al centro. De ida o regreso tengan efectivo para los pasajes en el servicio público y traten de verificar si hay transporte para su sitio de destino e ir preparados con su tanque de gasolina lleno si utilizan su carro privado y el que lo tenga en buen estado, porque las fallas de borde existen en una parte del camino a la ciudad de los Caballeros y si no alquilen caballos o burros. Rubén Lopera
Rubén D Lopera
Neurocirujano
Mgs. Educación Superior