Caminando En 360... Es Historia: Esquina de Amadores

Sofía Torres's picture

“En esta esquina ocurrió la tragedia”, esa es la referencia que le dan los pastoreños a la Esquina de Amadores. El 29 de junio de 1919 el Dr. José Gregorio estaba cumpliendo 31 años de graduado como médico. Pasadas las dos de la tarde cuando solicitaron sus servicios, iba a pie, como solía hacerlo, a la casa de una anciana que vivía entre las esquinas Amadores y Cardones. Atendió a la anciana y él mismo fue a la Farmacia Amadores –actualmente sigue con el mismo nombre- a comprarle el remedio. Frente a la farmacia ocurrió la tragedia. El tranvía eléctrico estaba en la esquina, sin energía. Mientras cruzaba la calle iba leyendo la etiqueta de la medicina. La esquina de Amadores es una pendiente, y los carros en ese momento debían acelerar, como lo hizo en un Hudson-Essex el señor Fernando Bustamante. Cuando quiso frenar ya era tarde, el doctor José Gregorio había caído y pegado la cabeza de la acera.

En el Hospital Vargas murió por una fractura en la base del cráneo, aunque para muchos caraqueños esta esquina fue el lugar de muerte. El señor Bustamante lo auxilió y lo llevó hasta el Hospital Vargas, pero al llegar no había médico de guardia, mientras que buscaban al doctor Luis Razetti, amigo de José Gregorio, no hubo mucho por hacer. Al llegar, Razetti confirmó la defunción.

En La Pastora se le recuerda al Doctor en varios sitios: La farmacia, que aunque ha tenido muchos dueños sigue teniendo el mismo nombre. Un mural en la esquina, con dos placas que veneran al Doctor y el Concejo Municipal de Libertador que refiere que desde el 28 de octubre de 2009 se designa con el nombre del Dr. José Gregorio Hernández la avenida Oeste 9, que va desde la esquina del Guanábano hasta El Carmen. “En la esquina de Amadores siempre hay quien le rece y le ponga flores”.

Sofía Torres