Caminando En 360... Rostros de Caracas: Sofía Ímber

Sofía Torres's picture

En 1930 llegó a este rincón del mundo que la cautivó, llegando al puerto de La Guaira. Tenía 6 años de edad y venía con su familia. Al llegar al país se destacó como una brillante estudiante y desde temprana edad mostró su interés por la actividad periodística y las artes. Escapaban de la guerra en Europa, como muchos que llegaron a Venezuela. Aquí la familia de Sofía encontró tranquilidad. Se casó con el escritor Guillermo Meneses. Vivieron en París, Bruselas y Bogotá. Tuvieron cuatro hijos. Se divorciaron. Después contrajo nupcias con Carlos Rangel, quien luego se suicidó.

En agosto de 1973 fundó su obra maestra: El Museo de Arte Contemporáneo de Caracas. Se convirtió en referencia mundial por sus 4000 obras coleccionadas. Teniendo prestigiosos reconocimientos: Premio Nacional de Artes Plásticas y la Medalla Picasso que otorga la Unesco.

Carlos Andrés Pérez en 1990 decidió rebautizar el museo como "Museo de Arte Contemporáneo Sofía Ímber" reconociendo la labor de Sofía. Hasta el 2001, cuando Hugo Chávez la destituyó. Cuando eso pasó ella ya tenía pensado renunciar, así lo expresó en su biografía: “Sabía que no iba a poder trabajar con una persona como Chávez en el gobierno. Él se adelantó a mi decisión”.

"Morir es aún más fácil que vivir" eso lo solía decir Sofía Ímber. Atea pero lamentaba el hecho de no creer. “Con todo, pienso que si hay un Dios bueno para mí, cuando llegue el momento de mi muerte, será rápida”, le dijo a Arroyo Gil, el periodista que escribió su biografía. El 20 de febrero de 2017 un paro respiratorio se la llevó. En la misma fecha que inauguró su legado.

Muchas vueltas dio por el mundo, pero siempre regresaba a Caracas, incluso para morir, sin agonías, sin sufrimientos.

Gracias por tanto, Sofía.

Sofía Torres