Identifican el componente más potente hasta la fecha para detener el virus de la hepatitis C