Las etapas de la borrachera

Qué tan rápido se absorbe depende de la cantidad que haya bebido y si ha comido.

Parte del alcohol alcanza su cerebro y afecta a los neurotransmisores que sus células cerebrales utilizan para comunicarse. La comunicación entre las neuronas se vuelve más lenta. Entonces usted percibe menos lo que pasa a su alrededor.

En un principio, sus pensamientos se ajustan perfectamente y son claros, gracias a un aumento del neurotransmisor GABA. Pero a medida que la concentración de alcohol en sangre aumenta, usted puede comenzar a arrastrar las palabras un poco y tener problemas con el equilibrio, la coordinación y la atención.

Con más alcohol, todas esas cosas se ponen peor. Y acabará olvidando sus aventuras de borracho al día siguiente.

Por supuesto, a esta altura, su capacidad de toma de decisiones podría no estar en su mejor punto.

Pero no todo es malo. Está demostrado que beber un poco antes de acostarse ayuda a llegar a dormir más rápido y aumentar el sueño profundo en la primera mitad de la noche. Sin embargo, implica un sueño más ligero y despertarse con más frecuencia durante la segunda mitad de la noche.

¿Y al día siguiente?: Resaca. La deshidratación, la abstinencia de alcohol y las toxinas creadas cuando el hígado descompone el alcohol, juegan un papel importante en la causa de que se sienta muy mal después de una gran noche.

Cuando usted bebe, su cuerpo se deshace de más líquido de lo habitual, por lo tanto, viene la deshidratación (y las enormes colas en los baños de clubes y fiestas).

El alcohol hace que los vasos sanguíneos se expandan. Ahí vienen los dolores de cabeza. También irrita el revestimiento del estómago.

El alcohol consumido es descompuesto en el hígado por una toxina llamada acetaldehído. Si usted toma demasiado, su cuerpo no puede procesar todo el acetaldehído, por lo cual se acumula. Esto lleva a dolores de cabeza, náuseas y vómitos.

Hay algunas cosas que puede hacer para aliviar la resaca. En primer lugar, asegúrese de mantenerse hidratado. Un vaso de agua por cada bebida alcohólica es una buena regla. Si no lo desea, por lo menos tome un vaso de agua antes de acostarse.

Las bebidas más oscuras, como el whisky, contienen más toxinas conocidas como congéneres, un subproducto de la fermentación, lo que hará que su resaca sea peor. Así que mejor quedarse con el vodka.

Su nivel de azúcar en sangre puede estar bajo, por lo cual es bueno desayunar bien a la mañana siguiente. Mejor aún es comer algo antes de empezar a beber, ya que las grasas ayudan a disminuir la absorción de alcohol.

Fuente: http://www.contextotucuman.com/nota/120468/las-etapas-de-la-borrachera.html

AJ

Categoria: