Brasil: Encuentran 2 cuerpos y billete de avión siniestrado

En un comunicado desde París, Air France dijo que el fabricante Airbus Industries había recomendado el cambio de los monitores en septiembre del 2007, horas después que la agencia francesa que investiga el desastre del vuelo 447 en ruta de Río de Janeiro a la capital de Francia informó que no se habían reemplazado esos instrumentos en el avión siniestrado a pesar de la recomendación.

Air France dijo que los tubos Pitot en sus Airbus, usados para medir la velocidad del aire, se han estado congelando a altitudes elevadas, lo cual deriva en la pérdida de información necesaria para volar.

Por otro lado, el portavoz de la fuerza aérea brasileña, coronel Jorge Amaral, dijo que los cadáveres fueron encontrados a unos 70 kilómetros al sur del punto donde el Airbus A330, que llevaba 228 personas a bordo, emitió su última señal de alerta antes de desaparecer el domingo en la noche.

Agregó que también se encontró un portafolio de cuero que contenía un pasaje aéreo para el vuelo, y Air France confirmó que el número del boleto corresponde a un pasajero de la nave siniestrada.

"A las 9:10 de la mañana, la corbeta Constitución localizó el primer cuerpo; el cuerpo fue recogido y se confirmó que es de sexo masculino", dijo Amaral en conferencia de prensa.

El segundo cadáver fue encontrado más de dos horas más tarde en la misma zona, a unos 900 kilómetros al norte-noreste de la isla brasileña de Fernando de Noronha, donde serán trasladados los cuerpos y objetos recogidos para su identificación.

"Hoy (sábado) obtuvimos resultados positivos que nos dan la certeza de que nuestro trabajo fue bien conducido", comentó Amaral.

Indicó que se recogieron también una mochila marca Targus con una computadora portátil y una tarjeta de vacunación y el portafolio de cuero que contenía el pasaje aéreo.

Horas después, el coronel de la fuerza aérea Henry Munhoz anunció que se recuperaron varios componentes del avión, incluyendo un asiento, partes de las alas y piezas del interior de la nave.

Es la primera vez que las fuerzas armadas brasileñas obtienen evidencias de que el avión se precipitó al mar.

Familiares de las víctimas del accidente fueron informadas de los hallazgos simultáneamente en Brasil y Francia antes de su divulgación a la prensa.

El almirante Gilcemar Cardoso dijo la noche del sábado que el área de búsqueda se ampliará a partir del hallazgo de objetos.

"Cada hallazgo se traduce en la ampliación del área de búsqueda. Las búsquedas continuarán hasta que el accidente sea aclarado", dijo Cardoso. "La marina permanecerá en la región donde se rescataron los cuerpos con dos navíos".

El almirante Edison Lawrence, comandante de la Marina en la ciudad de Recife, dijo que una fragata y un barco patrullero fueron desplazados al lugar donde se encontraron los objetos.

Un avión R99 detectó con radar en la madrugada la presencia de posibles destrozos, cuya existencia fue confirmada visualmente horas después por un avión C-130, con lo que la corbeta se desplazó para recogerlos.

Los cuerpos y objetos fueron trasladados a Fernando de Noronha y posteriormente serán enviados a Recife, centro de control de la operación de rescate, para ser entregados a las autoridades francesas, que tendrán a su cargo la investigación de las causas del percance.

Militares brasileños habían recogido el jueves una pieza de madera y dos boyas que se creían del vuelo 477, pero posteriormente se descartó que fueran parte de la aeronave.

El organismo francés que investiga el accidente, la BEA, informó que Air France no reemplazó los instrumentos que miden la velocidad del aire en el avión, desoyendo la recomendación de Airbus.

El director de la BEA, Paul Louis Arslanian, indicó que han sido detectados algunos problemas con los instrumentos del Airbus A330.

Señaló que Airbus había recomendado que la aerolínea reemplazará los instrumentos del A330. El director del equipo que investiga el siniestro insistió que Air France no había reemplazado los tubos Pitot en la aeronave accidentada.

Advirtió que no debe llegarse a conclusiones apresuradas, pues esos aviones pueden volar con seguridad, aún "con sistemas dañados".

Una carta de Air France indicó el viernes que comenzó a reemplazar los tubos Pitot en todos los aviones Airbus de mediano y largo recorrido a partir del 27 de abril.

Por otra parte, las señales enviadas por el vuelo 447 antes de desaparecer indicaron que no estaba activado el piloto automático, sostuvo Arslanian. Agregó que no estaba claro si ese mecanismo había sido apagado por los pilotos o había dejado de funcionar por haber recibido datos contradictorios entre sí.

Dijo que los investigadores analizan 24 mensajes enviados automáticamente por el avión durante los últimos minutos de vuelo.

Fuente:
Yahoo.com

Categoria: