Se somete a una prueba de ADN para demostrar su identidad y que no fue enterrada