Campesino brasileño estuvo preso casi 11 años sin haber sido juzgado

Valmir Romário Almeida fue encarcelado en 1998 acusado de matar a su ex cuñado y sólo fue liberado el pasado mes de mayo, sin haber sido llevado a juicio ni haber tenido ningún permiso, según reportó el diario Folha de Sao Paulo.

La defensa del campesino, que confesó el crimen porque su ex cuñado le había pegado, siempre alegó que tenía problemas psiquiátricos, pero no solicitó un hábeas corpus.

La hermana de Almeida declaró a Folha que los once años encarcelado lo habían vuelto "más loco" y que el pasado mes de junio viajó a la capital del estado, Vitoria, para visitar a otro hermano.

El último día que fue visto fue en Vitoria, por su hermano que no quiso recibirlo.

A pesar de haber estado encarcelado casi once años sin haber sido condenado, ahora la Justicia lo considera prófugo ya que fue liberado con la condición de no abandonar su ciudad.

Aunque el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) considera que el de Almeida es el caso más grave, reconoce que no es en absoluto el único, ya que el 43 por ciento de los 446.600 presos del país cumplen prisión provisional.

Otro caso descubierto por el CNJ fue el de un hombre en el estado de Maranhao (noreste) que estuvo recluido ocho años con una condena de cuatro y otros en Pernambuco (noreste) estaban en la cárcel a pesar de que ya habían sido absueltos por la Justicia.

EFE

Categoria: