8 características de las personas que sufren megarexia

La megarexia es un tipo de trastorno alimenticio que se refiere a las personas que sufren obesidad, pero que, por una distorsión de su esquema corporal se ven a sí mismas como delgadas y sanas”, define Jaime Brugos, nutriólogo autor de “Dieta isoproetica” y quien acuñó el término.

Si bien es un trastorno que cada día se estudia más y que aún se está separando de otros desordenes, de acuerdo con un artículo de la Columbia University la megarexia suele afectar más a los hombres que a las mujeres, quizá a causa de las presiones sociales que sufren.

Además de la propia obesidad y sus complicaciones metábolicas, como la diabetes, las personas que sufren megarexia pueden desarrollar anemia, debido a la carencia de nutrientes, afirma Marina Díaz Marsá, profesora de psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid.

Las personas que sufren megarexia tienen una distorsión de su esquema corporal que los hace verse a sí mismos delgados y sanos, pese a que padecen obesidad, indica Marina Díaz Marsá, directora de la Unidad de Trastornos de Conducta Alimentaria del Hospital Clínico San Carlos en Madrid.

1. Se alimentan mal. Las personas que sufren megarexia tienden a ingerir grandes cantidades de comida chatarra, altas en “calorías vacías”.

2. Están contentos. Debido a la distorsión de su esquema corporal, se sienten orgullosos de su aspecto físico, pues opinan que su exceso de peso es sinónimo de salud y vitalidad.

3. No hacen ejercicio. Se ven sanos, por lo que no consideran necesario realizar ninguna clase de actividad física, o someterse a dieta.

4. Evitan las fotos. En su dinámica de autonegación evitan a toda costa fotografiarse, para no ver un reflejo real de cómo se lucen en lo físico.

5. No van de compras. El hecho de probarse ropa de tamaño “muy grande” les hace caer en sentimientos de tristeza y desconcierto, por lo que lo evitan.

6. Se excusan. Tienden a justificar su peso bajo otras enfermedades, como los problemas de tiroides, indica la Unidad de Apoyo Psicológico a la Persona con Obesidad (UAPPO).

7. Sufren mareos. Debido a la falta de nutrientes en su organismo, ya que casi no comen frutas o verduras, suelen tener constantes mareos y tensión baja.

8. Son hostiles. Con las personas que los rodean. Además manifiestan un odio hacia el mundo que los critica, y en ocasiones hacia ellos mismos (cuando tienen momentos de lucidez y saben que están mal).

Fuente: Salud 180

AJV

Categoria: