Diario Las Américas: La sombra de la cárcel planea sobre Capriles

Desde que la revolución le acusara de ser el autor intelectual de las muertes violentas acaecidas tras las elecciones presidenciales del 14 de abril, las amenazas se repiten en boca de los líderes bolivarianos, empezando por Diosdado Cabello, presidente del Parlamento, y acabando por el propio Nicolás Maduro. Como principal punta de lanza de la ofensiva chavista se mantiene el canciller Elías Jaua, cabeza visible de CorpoMiranda, ente creado por Miraflores para acosar política y económicamente a la gobernación opositora.

“No podemos permitir que esos crímenes queden impunes y más temprano que tarde, deben tomarse las medidas para que ese irresponsable, asesino y fascista esté donde tiene que estar: en la cárcel, por asesino”, arengó Cabello, antes de partir de viaje oficial a Rusia.

En la literatura chavista, Capriles aparece como culpable de una decena de homicidios, pese a la ausencia de pruebas y pese a que medios independientes han demostrado que la mayoría de los casos publicitados no se trata de “muertes políticas”. Ya en abril, la fiscal general del Estado, Luisa Ortega, acusó a Capriles de “promover los disturbios”.

Según Ramos, la fiscal habría tomado nota de las órdenes de sus jefes políticos. “Tenemos información muy concreta de que en los próximos días anunciaría formalmente la imputación a Capriles, incluso con la medida de privativa de libertad”, adelantó el líder adeco (AD).

“Las actuaciones de la fiscalía contra la diputada (María Aranguren, independiente, con cuyo proceso de inhabilitación el oficialismo pretende obtener la mayoría suficiente para aprobar la Ley Habilitante que exige Maduro) y Capriles confirman la sumisión al Ejecutivo”, acusó la exmagistrada del Supremo Blanca Rosa de León, buena conocedora de los entresijos de la judicatura chavista.

Nada más conocerse las noticia, opositores y analistas discutieron si estaban ante una nueva cortina de humo, dada la crisis galopante que sufre Venezuela, o si esta vez el Gobierno sí iba a actuar contra el gobernador de Miranda. “Posible encarcelamiento de Capriles busca crear condiciones para autogolpe de Estado y cancelar las elecciones municipales del 8-D”, advirtió el politólogo Carlos Raúl Hernández.

“Los enchufados no saben qué inventarse para darle un zarpazo al 8-D. No les conviene la democracia, saben que se quedaron sin pueblo”, añadió con parecido argumento Antonio Ledezma, alcalde mayor de Caracas.

Para otros observadores el gobierno cometería un grave error político, ya que el cerco mediático ha reducido al mínimo la presencia de Capriles y una acción de tal envergadura le llevaría de nuevo a primera línea informativa. El excandidato presidencial inició el pasado lunes una “nueva cruzada por Venezuela”, en la que acompañará a los candidatos municipales de la oposición. “Los comicios del 8-D van más allá de ganar una alcaldía, es una salida a los problemas que enfrenta Venezuela”, resumió tras las primeras jornadas.

La estrategia del chavismo contra Capriles también ha golpeado duramente a sus colaboradores. Dos de ellos, Óscar López y Armando Briquet, están hoy exiliados en Miami y Aruba, respectivamente. Ambos pertenecen al círculo de máxima confianza del gobernador. Incluso esta semana se redoblaron los ataques contra López desde webs oficialistas, echando más leña al fuego de una campaña sucia que incluye fotos íntimas. El que fuera coordinador electoral de su campaña en Miranda es acusado de dirigir una red de prostitución homosexual.

Fuente: http://diariolasamericas.com/america-latina/america-latina-sombra-carcel...

AJ

Categoria: