Para formar parte de la información

Carlos Blanco

Enredo nacional

Carlos Blanco's picture

Llegaron los noruegos a ver cómo estaba la cosa. Viajaron para saber lo que se muestra en las noticias todos los días, incluso en Noruega. Dijeron que viajaban para actualizarse y su actualización no incluyó visitas a los presos políticos o a los hospitales; tampoco a los mercados ni a la frontera. Su actualización se limitó a ver un tirano talla grande y a unos opositores que nadie ha dicho quiénes fueron. Poco a poco se sabrá.

Venezuela: escenario de una guerra internacional

Carlos Blanco's picture

Somos un país tomado por fuerzas extranjeras a las cuales se les ha hecho entrega de lo que un ejército de ocupación ansía más: territorio seguro. Incluso, la nacionalidad venezolana formal de muchos de los integrantes del régimen no oculta su función como agentes de la ocupación foránea.

Lo menos malo y el montón de arena

Carlos Blanco's picture

La paradoja de los sorites o del montón se suele ilustrar con los granos de arena: si usted tiene unos granos y les añade otro y otro y otro más, ¿cuándo se transforma en un montón de arena? O, si por el contrario, a un montón le quita granito a granito, ¿cuándo deja de ser un montón? Tal paradoja, trampa lógica, nos habla de la vaguedad y los límites de las cosas a las cuales nos referimos. ¿Cuál es el momento en que se pierde la gracia? ¿cuándo una suma de pecadillos nos transforma en pecadores?

Los motivos de Padrino López

Carlos Blanco's picture

Lo que dijo hay que recordarlo: “Mientras exista una Fuerza Armada como la que hoy tenemos, antiimperialista, revolucionaria, bolivariana, nunca podrán ejercer el poder político en Venezuela. Yo creo que es bueno que lo entiendan. Esta facción de maleantes, politiqueros, que se han atrevido a poner en un comunicado allí, un adefesio de comunicado, a exigirnos a nosotros mayor compromiso…”

La tortura como esencia del régimen

Carlos Blanco's picture

1. Desde hace muchos años me pregunto cómo seres “normales”, a muchos de los cuales conocí en tiempos idos, pueden hacerse de la vista gorda por la tortura que en su nombre se inflige a civiles y a militares en las prisiones del chavismo. Me pregunto cómo personas que parecían conscientes y que, incluso, habían dedicado parte de sus desvelos a la defensa de los derechos humanos, ahora se hubiesen convertido no en indiferentes sino en corresponsables de los crímenes que se cometen en los centros de detención del régimen.

Trump donde dijo digo, dijo Diego

Carlos Blanco's picture

“El estilo de Trump” –como se le denomina con excesiva indulgencia– ha estado embutido en la política venezolana desde el día cero de su mandato y más aún desde que Guaidó se juramentó como presidente interino. El apoyo del gobierno de Estados Unidos ha sido el más importante, al lado de los de Colombia y Brasil.

Maduro sigue allí

Carlos Blanco's picture

A pesar de todas las fuerzas nacionales e internacionales que se han empleado, el régimen sigue allí. ¿Más débil? ¿Comparado con qué? Sí, está más débil que lo que era en 2019. La voracidad de la crisis económica es mayor; la oferta de gasolina no tiene solución estructural; la presión de Estados Unidos se ha incrementado; la violencia ha tomado el país; el covid-19 es una realidad cuyo verdadero rostro dentro de Venezuela todavía no sabemos; la represión se ha extendido; y las instituciones están peor que nunca.

CAP: Un hombre para la historia

Carlos Blanco's picture

Contra la imagen que sus enemigos quisieron forjar, el presidente Carlos Andrés Pérez sólo tenía una confesada ambición: la historia. Le obsesionaba la manera en que su papel fundamental en toda la segunda mitad del siglo XX venezolano sería registrado. Tal vez éste haya sido su motor y su determinación más importante para atreverse a intentar cambios de profundidad inimaginable en su segundo gobierno.

Militares venezolanos

Carlos Blanco's picture

Hay quienes dicen que los militares venezolanos no se atreven a actuar en contra del régimen porque están comprados, son miedosos o están infiltrados. Esa afirmación es contraria a la evidencia: en todos los años recientes ha habido decenas de intentos más o menos organizados y todos fallidos, hasta este último con aristas todavía desconocidas y contrato de por medio, con sus muertos, torturados y encarcelados; con sus delatores y delatados.

Gedeón

Carlos Blanco's picture

1. Desbrozar lo que hay en la Operación Gedeón es muy difícil. Hay cosas que se saben, hay cosas que no se saben y hay cosas que se han distorsionado, sea para eludir la persecución o para eludir responsabilidades. Existen elementos ciertos, ya conocidos; pero otros puntos no se conectan todavía y es lo que ha dado margen para que todas las teorías se aposenten en la imaginación pública.

El desembarco

Carlos Blanco's picture

Respeto de manera total a quienes desarrollan acciones para liberar el país. El caos existente se manifiesta en que las voluntades de libertad no son homogéneas ni adoptan una visión única; de allí que cada perspectiva que tenga el mismo objetivo –salir de la corporación criminal- merece respeto aunque se pueda diferir de su concepción estratégica. Más aún cuando quienes adoptan una posición arriesgan sus vidas, familias, empleos y futuro.

Poder y política

Carlos Blanco's picture

En unos países la política pugna por regresar más rápido que en otros; pero, en general se ha entrado en una etapa contradictoria de vértigo y al mismo tiempo de animación suspendida. Los osos de la política pareciera que han entrado en el período de hibernación y afuera quedan manojos de nervios vivos, en esfuerzo de conectarse frenéticamente, con mercados, hospitales, farmacias, familia y amigos.

Imagen del día 08 04 2020

Carlos Blanco's picture

En estos días de reflexión en cuarentena, he sometido a la consideración de amigos la cuestión sobre a quién se parecen más Maduro y su régimen, si al Noriega de Panamá o a Fidel y los cubanos. Obviamente, Maduro no es ni uno ni el otro y solo los empleo como analogías. La pregunta tiene la intención de establecer el grado de resistencia que este régimen interpondrá ante la combinación de fuerzas nacionales e internacionales que pugnan por eyectarlo.

En busca del chavista desconocido

Carlos Blanco's picture

Con motivo del pronunciamiento de Guaidó, según el cual debería conformarse un Gobierno de Emergencia Nacional “con todos los sectores” y un “Consejo de Estado paritario”, se han expresado legítimas dudas sobre si esas iniciativas incluyen al chavismo. Se ha dicho que sí, aunque no los indiciados de crímenes, violaciones de los derechos humanos, terrorismo, narcotráfico o corrupción; serían los otros chavistas, los no incursos en esos delitos o no acusados por tales.

Los militares, aunque no quieran…

Carlos Blanco's picture

No se trata de pasarle la mano a los militares para pedirles que actúen en esta calamidad que vive el país. Al margen de que los militares quieran o no quieran, les guste la idea o no, van a tener que intervenir para alcanzar un desenlace en el conflicto actual. Por lo tanto, no es apelar a su responsabilidad, ni a su papel histórico, ni a ninguna de esas pamplinas; sino reconocer un hecho incontestable: están atravesados en la mitad de la vía por donde está pasando la historia.

La nueva ciudad

Carlos Blanco's picture

Las medidas tomadas para prevenir la expansión del coronavirus han destruido la polis, la ciudad, el territorio de la política. Al menos por un tiempo y en todas partes. Esta especie de suspensión de la política sea que convenga o no al poder existente según países y regiones, es producto del cierre de la calle, del espacio público, del lugar de la comunicación cara a cara.

El abandono del “cese de la usurpación”

Carlos Blanco's picture

La tesis de la salida del régimen como elemento central de la estrategia ha sido abandonada, en la práctica, por sus proponentes iniciales y sustituida de manera más o menos subrepticia por la tesis de la elección con condiciones “irrenunciables”.

Cabe preguntarse si no es lo mismo aspirar al “cese de la usurpación” que procurar elecciones presidenciales, limpias y justas, pues, al fin y al cabo, se quiere que se vaya la corporación criminal en el poder, precisamente para que haya tales elecciones.

La invasión que no vendrá

Carlos Blanco's picture

Hay menos gente que espera una invasión para liberar a Venezuela de la que se burla de los que supuestamente la esperan. Por estos días, el electoralismo ha modificado el dilema tramposo de “o nos entendemos o nos matamos” por el no menos ominoso de “elecciones o muerte”, hasta podría ser “elecciones o Maduro forever”.

El país que éramos

Carlos Blanco's picture

1. El país que éramos se acabó. Los adultos de más de 40 o 50 años lo tenemos reconstruido por los recuerdos y la nostalgia. Los jóvenes no lo conocieron y les ha llegado por sus mayores. Los que nacieron bajo la vorágine no saben qué es un país sino esta cosa incierta, violenta y casi enemiga en que convirtieron los facinerosos algo que una vez fue patria.

Optimismo modelo chino

Carlos Blanco's picture

1. Una de las discusiones más estériles es sobre si se es pesimista u optimista. Estos días la necedad ha alcanzado niveles atómicos, cuando, ante las posiciones críticas sobre los eventos se pide… ¡optimismo! El célebre y manoseado tema del vaso medio vacío: los optimistas claman por verlo medio lleno y los pesimistas gimotean al verlo medio vacío; cuando lo cierto es que quienes tengan al menos dos dedos de frente y no sucumben a chantajes, solo pueden verlo medio lleno y medio vacío al mismo tiempo.

Tras un dilema viene otro y otro más

Carlos Blanco's picture

1. Las elecciones parlamentarias las presenta el régimen como otro dilema que debe resolver la oposición. De acuerdo al estado de opinión prevaleciente no existe inclinación mayoritaria a caer en este nueva ratonera; pero, no deja de haber un sector que estima que es una oportunidad para asestarle (“esta vez sí”) un golpe al régimen.

4-F

Carlos Blanco's picture

1. Seduce mucho la idea de entender por qué las élites del país se entusiasmaron con Chávez y lo apoyaron en su gesta sangrienta. Pienso que hay tres órdenes de motivos que apenas esbozo en la fugacidad de estas líneas.

Gira que gira

Carlos Blanco's picture

1. Hasta el momento Guaidó sigue en su gira con dos éxitos muy importantes. El primero es ser recibido como presidente, con el boato concomitante, en Colombia, Francia, Reino Unido y Canadá. Frente a las escenas del 5 de enero, con un presidente que intenta saltar una verja, surge el contraste de las guardias de honor, caravanas, respaldo político y tratamiento respetuoso dispensado; a lo cual se añaden los encuentros no programados pero sí fotografiados con la canciller Merkel, el ex secretario de Estado John Kerry y otras personalidades. Para la oposición ha sido un bálsamo.

Pages