Para formar parte de la información

Carlos Blanco

La batalla de la Cota 905

Carlos Blanco's picture

Lo que se vio el pasado viernes 26 de julio en la caraqueñísima zona de la Cota 905 es expresión del régimen de Chávez y Maduro en términos prácticos y dramáticos. Grupos de la FAES (Fuerza de Acciones Especiales) y el Cicpc (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas) intentaron tomar el barrio, apresar a una banda que allí se guarece y desde la cual opera. El enfrentamiento que aterrorizó el área culminó con la orden de retirada dada por Maduro, sin que se hubiesen alcanzado los supuestos objetivos.

¿Qué es el “cese de la usurpación”?

Carlos Blanco's picture

Con buena fortuna, Guaidó acuñó su programa: “cese de la usurpación”, seguido del gobierno de transición que conduciría a elecciones libres, lo que equivalía a la salida del régimen. De allí los llamados a los militares a alzarse y la entrada (“sí o sí”) de la ayuda humanitaria, que sería recibida por una inmensa manifestación popular. Los gobiernos, impacientes, anunciaban la caída de Maduro como efecto de toda la presión doméstica e internacional.

Horror a las redes

Carlos Blanco's picture

1. El sistema que se ha conformado en 20 años de chavismo le tiene horror a las redes sociales. Se vive como anomalía, distorsión y amenaza. Argumentan los voceros del régimen y una cierta oposición que “las redes no son la opinión pública” o que “Twitter es una porción muy pequeña del país”. Los del régimen persiguen y encarcelan y vejan y hostigan a quienes logran identificar en las redes como enemigos; mientras que en el campo de la oposición más conservadora hay quienes se desgañitan en contra de las redes sociales a través de… las redes sociales.

Nicolás, la muerte es tu única y última aliada

Carlos Blanco's picture

1.Escribo estas líneas en homenaje a un militar patriota, asesinado mediante torturas atroces por la pandilla criminal en el poder, el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo.

2.¿Por qué un proyecto político como el de Chávez y Maduro derivó hacia el crimen como forma de sostenerse? Pero, sobre todo, ¿por qué una vez perdido el apoyo social, en vez de dar un paso al costado para rehacerse, se empeñó en seguir? ¿Por qué esos personajes del poder devinieron en desenvueltos criminales?

¿Pueden las paralelas converger?

Carlos Blanco's picture

1-En el debate opositor hay dos visiones: negociaciones para obtener elecciones libres y limpias con Maduro (o su socias “neutral”) en el poder, o una salida de fuerza que eyecte a Maduro y a su régimen. ¿Hay entre ambas puntos de encuentro?

2-Un punto de convergencia es Guaidó, al menos por ahora. Como presidente de la AN es presidente encargado y mientras ostente la primera condición posee la segunda, y no es sustituible. De manera que, más allá de su sectarismo y errores, con sus aciertos y apoyos, es la figura que ha generado convergencia.

El paso en falso de Oslo

Carlos Blanco's picture

1- Las tratativas de Oslo entre el régimen y un sector de la oposición han desconcertado a la ciudadanía opositora y han generado un ambiente de desconfianza hacia el proceso que encabeza Guaidó y que el país había respaldado con entusiasmo.

2- El propio Guaidó ha sido ambiguo con el tema. A veces dice que no hay diálogo; a veces dice que no hay nueva reunión en Oslo; a veces dice que en caso de haberla es para plantear “el cese de la usurpación”.

¡Robad! Eso sí, sin medida

Carlos Blanco's picture

1. Una razón de fondo para la catástrofe a la que condujo el chavismo fue al progresivo desvanecimiento de las siempre móviles fronteras entre lo público y lo privado. Tal vez aquel día cuando Chávez, voluptuoso en la cúspide de su poder, reclamó unos millarditos para manejarlos a su arbitrio, comenzó la debacle que ahora conocemos. Entonces dijo “No es justo… solo estoy pidiendo un millardito (1.000 millones de dólares)” y más adelante “Hemos ganado una nueva batalla. Yo comencé pidiendo un millardito. Ahora son seis millarditos”.

La expedición a Noruega

Carlos Blanco's picture

Existe alta probabilidad de que los delegados de Guaidó a Noruega cierren ese capítulo esta semana, al plantear como condición ineluctable la salida de Maduro de Miraflores. Es lo que ha ofrecido Guaidó y el país entero ha compartido.

Esta ruta puede ser tortuosa si se le buscan las cinco patas al gato. Hay quienes plantean que una opción sería que Maduro y Guaidó abandonaran sus respectivas posiciones "presidenciales" y que un chavista simpático, en caso de haberlo, ocupara el cargo hasta unas elecciones en las que competirían ambos.

Operaciones psicológicas

Carlos Blanco's picture

1- La guerra internacional que se libra en Venezuela tiene una dimensión a la que se banaliza con frecuencia que es la de las operaciones psicológicas, componente esencial de la guerra asimétrica. Tal vez sea el espacio en el cual el régimen ha sido más efectivo, donde gasta más recursos y emplea con mayor eficacia la tecnología que le brindan sus apoyos internacionales.

¿Qué falló?

Carlos Blanco's picture

El país ha vivido dos fiascos recientes: el de la entrada de la ayuda humanitaria el 23 de febrero y la revuelta militar del 30 de abril. En ambas ocasiones la oferta de los protagonistas resultó fallida y las explicaciones han estado envueltas en medias palabras, aproximaciones diagonales y circuncisiones analíticas. El resultado ha sido la decepción ciudadana a pesar de que todavía Guaidó mantiene un importante respaldo, pero con una opinión pública cada vez más insegura de los nuevos pasos.

Del inmediatismo y el secreto

Carlos Blanco's picture

1- Del inmediatismo. Los estrategas más populares en la comarca suelen increpar a los comentaristas, críticos y tuiteros, sobre la inconveniencia del inmediatismo, lo que en el contexto venezolano actual significa que no debes pedir que Maduro se vaya ya. Tal demanda denotaría inmadurez, ansiedad de novatos e incomprensión de los tiempos arcanos de la política, por aquello de que las cosas de Palacio van despacio.

No hay vuelta atrás y 187.11

Carlos Blanco's picture

El régimen de Maduro está herido de muerte, pero no ha muerto. Puede vivir y patalear un tiempo impreciso. No se curará, pero nadie sabe cuándo ocurrirá su deceso. Siguen algunas precisiones.

1- La estrategia prevaleciente en Guaidó, sus asesores y varios países amigos es la de la asfixia. Las sanciones económicas; el apoyo de Estados Unidos; la toma de posesión de las propiedades del Estado venezolano para colocarlas bajo la nueva administración; son muestras de esa estrategia. Presumo que se piensa que, en algún momento,Maduro pedirá cacao.

Llegó la sombra

Carlos Blanco's picture

Gracias a ese joven sabio y omnisciente que es Mickey Google, leo que el 28 de octubre de 1873 “Venezuela conoce la luz eléctrica” y que “el 14 de enero de 1886 se suscribe el primer contrato de suministro de luz eléctrica en América del Sur, entre el Consejo [sic] Municipal de Puerto Cabello y el señor Francisco de Paula Quintero”. Saco la cuenta. Encuentro que Venezuela ha apagado la luz para ese regreso súbito hacia las penumbras de hace 146 años, entonces un país seguramente conmovido por el largo tránsito hacia la república pero más amable con sus velas y su lumbre.

¿Cómo se persuade a los militares?

Carlos Blanco's picture

Sin los militares el retorno a la democracia es cuesta arriba. Hasta los que volteaban los ojos cuando se hablaba de la necesidad de recurrir a su apoyo, ahora, medrosos, admiten que sin ellos no hay paraíso, ni siquiera purgatorio.

La participación militar a la que se aspira no es la de un ejército desplegado para una cruenta batalla; sino más bien ese punto de sazón que hace falta para que toda la estructura del régimen de Maduro se venga abajo. Es ese empujón final que no requiere tanta fuerza como sentido estratégico y que aplicado en la parte más débil derriba el entramado.

Por ahora los objetivos no fueron logrados…

Carlos Blanco's picture

Un capital político fundamental que tienen las fuerzas democráticas es la figura de Juan Guaidó. Colocado en una encrucijada de la historia, cuando tantas voces vacilaban en su juramentación, echó hacia adelante y se consagró súbitamente como el eje de una nueva ofensiva contra el régimen de Maduro; tanto, que decenas de países lo reconocen como Jefe de Estado. Su popularidad ha volado hasta niveles inimaginables.

De tanto invocar al imperio, se apareció

Carlos Blanco's picture

La tiranía que asuela a Venezuela pasó de ser un problema doméstico a uno mundial. No ha sido fácil. Parecen lejanos los tiempos en que algunos pocos dirigentes iban por el mundo tratando de informar sobre el peligro que representaba Chávez y luego Maduro. Los recibían con cordialidad, pero seguía siendo un problema de los venezolanos. Al comienzo el peregrinaje de María Corina reunida con Bush y en la OEA. Por ese mundo han caminado Antonio Ledezma, Diego Arria, Asdrúbal Aguiar, Tamara Sujú, Carlos Vecchio, Julio Borges, y varios más, con diferente suerte.

Pedregoso camino hacia la libertad

Carlos Blanco's picture

En Venezuela hay una situación de equilibrio inestable entre el poder que nace y el poder que muere. Este balance puede ser roto por algún acontecimiento imprevisto que desencadene el desmoronamiento final del régimen de Maduro; al momento de escribir estas líneas no ha ocurrido, pero tal vez esta tarde, en la madrugada, algo puede pasar que cambie de una vez el destino de la República.

Pages