Un consejo oportuno para el señor Diosdado Cabello de parte de Simón Boccanegra