Organismo para intentar revertir fracaso de empresas expropiadas generará más burocracia