Para formar parte de la información

David Bonyuet

No vale, yo no creo

David Bonyuet's picture

Tan culpable es el verdugo que tortura, como el "testigo legítimo" que viendo la violencia en sus narices, sabiendo el dolor del afectado, conociendo la incapacidad de la víctima para defenderse, oyendo el tormento del damnificado, entendiendo la cantidad de caídos por culpa del despiadado conglomerado criminal, comprendiendo que no hay forma que los sobrevivientes de Venezuela puedan solos cambiar su destino, entonces prefiere ¡NO HACER NADA! ...aunque tiene el apoyo de 60 países. Pero ahí siguen algunos ilusos diciendo "no vale, yo no creo".

Hemos perdido el tiempo

David Bonyuet's picture

Si pudiéramos retroceder cinco años atrás, ¿cuál era la estrategia de la oposición? ¿Que se iba a hacer hace 10 años atrás? ¿Y hace 15 años? ¿Que decía la oposición legítima hace 20 años? ¡Hemos perdido el tiempo!: palabras más, palabras menos, ellos defendían ante el mundo diciendo que la salida era democrática. ¡Todo el tiempo! ¿Algo ha cambiado? No. ¿Ha funcionado? No.

El único país del mundo

David Bonyuet's picture

Aunque usted ya lo sabia, ¡Maduro es el dictador más feliz del mundo!: tiene a todo el país sometido en la más absoluta miseria, con las peores desgracias, muriendo a diario miles y miles de venezolanos, masacres y alzamientos de pranes por doquier pero ¡NADA PASA!... y Guaidó todavía asegura que no necesita a nadie de afuera, solo falta que diga que él solito puede y lo resuelve con una sola mano. Mientras tanto el enano siniestro amenazó a la Academia de Ciencias Venezolana por informar sobre el CoronaVirus con la “Operación Tun Tun”.

La operación confusión

David Bonyuet's picture

Infiernozuela vive una espiral de confusión y terror. He visto con tristeza burlas e incluso insultos a los valientes guerreros que participaron en la Operación Gedeón. Por el otro lado, Wilexis lanza mensajes de defender su causa y recibe el apoyo de algunos despistados. Hay que aclarar las cosas: este régimen no cae por las buenas, pero no podemos apoyarnos con los malos ... y aquí hay que aclarar quien es muy malo, pues en este infierno todos somos sospechosos.

Fin de mundo

David Bonyuet's picture

Si alguien hace 5 años nos hubiese dicho que la gasolina en Infiernozuela iba a costar más que en el imperio mesmo, todos habrían dicho ¡fin de mundo! Hoy en día, el bachaqueo gasolinero es como la sanguijuela chavista, le chupa la sangre a sus víctimas sin piedad. Pero es que con todas las refinerías paralizadas, la producción en cuarentena y el precio de la cesta básica en dólares esto se lo llevó el diablo.

Expropiado el sentido común

David Bonyuet's picture

Los sobrevivientes de Infiernozuela no tienen esperanzas. El legítimo entiende que “convirtieron al país más rico de la región en un infierno. Saldrán de ahí, ya el sacrificio ha sido suficiente” ... curiosamente no informa de ninguna acción concreta. ¿Acaso van a salir solos? El régimen sigue expropiando a paso de campeones, bajo las narices de Guaidó pero él ya se acostumbró; como me dijo un amigo el salario los tiene locos. Esta pasantía de Guaidó como presidente interino no ha servido de nada y solo ha enfatizado que promete mucho y no cumple.

La guachafita rumbeante

David Bonyuet's picture

Tenemos al usurpador contento con Netflix y al interino con serenata. ¡Esta guachafita no funciona! He tenido muchos intercambios de opinión con otros paisanos que me aseguran que ya han hecho todo lo que han podido por Venezuela: “mi responsabilidad es votar, firmar y marchar”, otros aseguran que “yo no marcho, hasta que ellos actúen”, otros más radicales me dicen “si los políticos no piden intervención, ¿por qué lo voy a hacer yo?”. Entonces la iniciativa de unificar a la Sociedad Civil se ve cuesta arriba, cuando nosotros mismos ya hemos tirado la toalla.

Sin Guerra ni paz

David Bonyuet's picture

Juan Guaidó calificó de “retroceso” una posible intervención militar en Venezuela... o sea, es un retroceso a sus aspiraciones personales. Una confesión que demuestra que sus llantos en Madrid eran de mentira; que sus mensajes de “solos no podemos” eran una burla; que la idea de “todas las opciones están siendo consideradas” un miserable embuste y que la posibilidad de que él pidiese “intervención militar” era un chiste: ¡jamás lo hizo y jamás lo hará! El gobierno legítimo solo quiere proteger al conglomerado criminal.

Tun tun versus tic tac

David Bonyuet's picture

En el enfrentamiento a cámara lenta entre el conglomerado criminal y sus tun tunes, contra el conglomerado de conchupantes con sus tic tacs, los venezolanos están desanimados, desesperanzados y decepcionados. La propuesta del Norte no ayuda al enfermo, pues sacando a los dos payasos solo deja un circo de enanos. ¡Vamos muy mal y vamos a peor!

La pandemia chavista

David Bonyuet's picture

Hace unos pocos días unos líderes 'y que' opositores suplicaban un diálogo con el régimen para 'y que' conseguir apoyos financieros, obviamente para los bolsillos de chavistas. Venezuela no ha superado su crisis, pues ¡los culpables están en la oposición! Resulta muy esperanzador que en estos tiempos de crisis mundiales, con una recesión económica sin precedentes, USA da un espaldarazo a Venezuela poniendo precio a la peste chavista.

Llamando al Bravo Pueblo

David Bonyuet's picture

¿Existen demócratas a prueba de virus? Hasta ahora Maduro le lleva la delantera al interino en término de acciones y demuestra que lleva control del país entero. A Guaidó solo le queda pedir, "por favor, sigan las recomendaciones del usurpador". Chiste aparte, Infiernozuela ahora será peor que un purgatorio. No hay forma de describir la muerte lenta en medio de la calamidad chavista: sin agua, fallas eléctricas o comunicacionales, ausencia de alimentos, un sistemas de salud en colapso... todo por culpa de no haberse ejecutado el "cese de usurpación".

La burbuja opositora

David Bonyuet's picture

En Caracas se sienten dos realidades, o más bien un espejismo y una desgracia: los bodegones muy bien surtidos con sus precios en dólares no permiten saber si esa tienda es del imperio mesmo o la revolución fue invadida por los gringos capitalistas. La triste realidad es que los venezolanos de a pie solo ven una inflación que marcha a paso de campeones y lo peor de todo aunque parezca insólito: ¡la inflación es en dólares! El resto de Infiernozuela vive un eterno purgatorio, totalmente olvidados por la dirigencia que muy cómoda llaman a protestar.

Los errores de concepto

David Bonyuet's picture

Hay graves errores de concepto en la oposición legítima, quienes gritan elecciones democráticas, justas e imparciales. Al legítimo le quitaron la cédula en sus narices, pero si va a defender “elecciones libres”; meten preso injustamente a su tío, pero las elecciones democráticas serán “justas” y después lo amedrentan en público por todo el aeropuerto, pero asegura que las votaciones del país serán “imparciales”. Se ve y se siente: ¡esto no sale por las buenas!

Atención con esto

David Bonyuet's picture

Después que el Comando Sur afirmó: “necesitamos fuerzas militares enfocadas y persistentes” contra Maduro, el mejor amigo de Venezuela le dijo al mundo “al régimen de Maduro hay que destruirlo y aplastarlo”. Nada de conchupancias, diálogos ni elecciones en dictadura. Dios quiera que la promesa de Guaidó sea realidad: “nuestra lucha es hasta lograrlo”.

El entorno de Juan Guaidó y su mezquindad

David Bonyuet's picture

Entre lágrimas y moco suelto, el superhéroe de Guaidó se arrodillo para confesar su culpa y arrepentimiento sobre los niños que fallecieron en el JM de los Ríos, la muerte de la diputada Addy Valero y de todos aquellos que han perdido la vida durante su primer año en el interinato: “sé que ya es tarde para ellos. Les pido perdón”. Un acto teatral idéntico al de Chávez quien llorando pidió indulgencia. Lamento tener que decir que fueron lágrimas de cocodrilo.

Otro año perdido

David Bonyuet's picture

Apenas estamos empezando el 2020 y ya se vislumbra como otro año perdido. Después que Guaidó salió a hacer un paseo turístico muy bonito y saludar a muchos líderes mundiales “con una sonrisa”, resulta que no se ha pedido nada contundente al mundo. Infiernozuela sigue siendo un raro fenómeno donde a pesar de la tiranía narco-terrorista, solo se le pide al mundo mucha “presión”. Lamentablemente, el pueblo ya no “aguanta”: la desesperación es grande, la desesperanza aún mayor; nadie ve la luz al final del túnel y solo seguimos pidiendo “más presión”.

¿Quién paga la pizza?

David Bonyuet's picture

Aunque parezca insólito, muchos pacifistas sintieron un gran alivio cuando Elliott Abrams informó que “una intervención militar en Venezuela, por parte de Estados Unidos, solo puede ser autorizada por el presidente Donald Trump”. Parece que no sabían, pero también para aclarar las dudas: una intervención de Colombia, solo depende del presidente Iván Duque y una intervención militar de Brasil, depende solo de Jair Bolsonaro. Vale la pena informar que ¡a ninguno de ellos se les ha pedido nada!

La prioridad es Venezuela

David Bonyuet's picture

Una segunda oportunidad no debe ser desechada pero si los politiqueros creen que están llevando una lucha política contra un régimen terrorista y solo se ponen a defender sus cargos (la Asamblea Nacional) entonces seguiremos en Infiernozuela. ¡Juan Guaidó debe entender que la prioridad es Venezuela!

Aunque digan que el 5 enero fue un fiasco, creo lo contrario. Ahora es evidente que:

La burbuja de basura...

David Bonyuet's picture

Entre bodegones y dólares el país parece estar viviendo otro paraíso, más bien un purgatorio, la antesala al infierno que está a punto de colapsar. Para nadie es un secreto que la dolarización es del narcotráfico y remesas del extranjero; esto ayuda a mantener esa imagen de estabilidad en el castillo de naipes que se apoya en el cadáver de los pobres. Pero hay dos escenarios para el futuro con la trágica reelección de Guaidó: Cubazuela o Infiernozuela..., lo único cierto es que con él ¡nunca habrá cese de usurpación!

Bajo sus narices, Juan Guaidó

David Bonyuet's picture

Los líderes legítimos demuestran estar totalmente desconectados al sufrimiento del pueblo venezolano y prefieren ignorar las necesidades urgentes en Infiernozuela. En el gobierno colegiado de Juan Guaidó hay motivos de celebración, aunque todavía no se ha logrado la libertad de los presos políticos ni la ayuda humanitaria y Venezuela agoniza una muerte lenta, muy feliz, Juan Guaidó.

No contaban con su astucia

David Bonyuet's picture

El 5 de enero viene con furia, con una ANC fortalecida y una Asamblea Nacional debilitada, casi desmayada ante un régimen despiadado. ¿A quién le conviene otro año de paz como hasta ahora? ¿Quién quiere seguir por la ruta pacífica? Si fuera realidad la URGENTE necesidad del “cese de usurpación”, sin duda ya se habría hecho algo y sin perder tiempo, podrían hacerlo de aquí antes del 5 de enero. Juan Guaidó no merece la reelección pero sobretodo no puede haber un gobierno colegiado con tantos intereses mezquinos: ¡serían un gran peligro para la existencia de Venezuela!

La lucha va por dentro

David Bonyuet's picture

Desde el lado “legítimo” llueven solicitudes de “no critiquen” y piden desesperadamente apoyo al que no ha hecho nada. Menos mal que desde Estados Unidos su subsecretario de Estado, Michael Kozak, aseveró “apoyo de EEUU no es a Guaidó, sino a la presidencia de la AN”. Muy a tiempo la aclaratoria, pues por ahí hay uno que asegura que él solito logró el apoyo de casi 60 países.

La anti-navidad

David Bonyuet's picture

Mientras el usurpador dice que “bailamos con alegría porque tenemos una patria en paz”, a los sobrevivientes de Infiernozuela ya se les ha olvidado lo memorable de las navidades de la cuarta ... Hoy apenas veremos el pan de jamón, ... en fotos. A los que han crecido en esta terrible involución, no hay alegrías que celebrar, solo nos queda “aguantar con una sonrisa”. Guaidó dijo (como una autocrítica supongo): “no es tolerable jugar con la necesidad de la gente” ... y así vamos, sin rumbo definido por la ruta de la paz.

Pages