Fotografían un mono que se creía extinto desde hace más de medio siglo