Para formar parte de la información

Gustavo Tovar-Arroyo

Leopoldo López, otra vez…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Una amistad esculpida a martillazos: Conozco a Leopoldo López desde hace años, quizá desde niños. Sin embargo, nuestra amistad se ha ido esculpiendo –a martillazo limpio, sí, martillazos morales y políticos que nos ha descargado la tiranía chavista– en los últimos 20 años. No olvido cuando el todavía candidato a la alcaldía de Chacao me figuraba cómo sería el municipio una vez que él ganase las elecciones (estaba convencido que lo haría).

Twitter o la neurosis colectiva

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

La idea o el desangramiento No entiendo al país, pienso que la Venezuela que hoy somos es vigorosamente distinta a la que dejé cuando me vi obligado a partir al destierro. No conozco a mi gente. No sé qué siente, no puedo imaginar ni conceptualmente el apocalíptico caos que está padeciendo. Los que vivimos en el exilio tenemos una idea abstracta del horror nacional, pero muy distinta es la idea al desangramiento.

Temblor

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

“Todo se derrumbó dentro de mí” Emmanuel... El crujido de la credulidad:Todo se mueve, tiembla. No sé si el edificio –que cruje y se retuerce– se sostendrá en pie, pienso en mis hijos –¿pienso?–, los cuadros de la habitación se caen, los adornos sobre las mesas se van desplomando uno tras otro, los portarretratos estallan sus cristales contra el piso. El

Venezuela desahuciada…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Tristeza: He escrito en estas condiciones otras veces. Lo hago porque estoy convencido de que la historia y las nuevas generaciones deben saber que los tiempos de reflexión durante la tragedia chavista no fueron posibles, nadie reflexionó, sólo sufrimos. No hubo un venezolano que no padeciera hasta la asfixia este tiempo, sólo los apestados y sus nuevos ricos sonrieron durante esta perdición.
No sé si seré coherente mientras escribo, tampoco es importante si no lo soy. Esto es sentimiento, pesadumbre, pena. Esto es lo que somos los venezolanos: tristeza.

El chavismo en USA

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Ni la peor pesadilla: Nadie imaginó ni en su más tétrica visión de las cosas, la patética crisis que sacude al país. De quiénes recuerdo, sólo Manuel Caballero y Mario Vargas Llosa tuvieron una visión aproximada del apocalipsis que arrastraría Hugo Chávez en su paso por el poder, pero a decir verdad nadie previó las hondas dimensiones de nuestro colapso. Nadie. Recientemente conversé con Mario en Madrid y le insistí: ¿imaginabas un hundimiento tal cual lo estamos padeciendo actualmente en Venezuela?

Aristocracia del crimen

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

“(Pablo Iglesias) Es el burro de Troya de la democracia” (Cayetana Álvarez)... Admiro profundamente la lucidez, pienso que ella, Cayetana Álvarez, ha sido el soplo civilizador que ha dado respiro a la humanidad en sus momentos de mayor asfixia y oscuridad. Por ejemplo, ninguna sombra más inhumana que la Edad Media, donde el tabú, el prejuicio y la tiranía de la ignorancia dominaron a Europa y al mundo.

De libertadores a masoquistas…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Los avasallados: No sé cuál sea el límite de la maldad, pero estoy llegando a considerar que no hay límite. Tampoco sé cómo pudimos derrumbarnos de esta manera como país, cómo la nación de Bolívar se rindió a Castro, cómo terminanos siendo satélites de una isla, cómo personalidades tan básicas como las de Maduro, Cilia, Cabello o Jorge Rodríguez han avasallado a treinta millones de habitantes, incluso en condiciones infrahumanas. No sé, no entiendo, es tan confusa esta derrota, tan inexplicable.
¿Qué nos pasó?

La invasión de una ilusión…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Motivo unánime: No juzgaré los motivos que empujaron a los atrevidos jóvenes venezolanos que incursionaron de manera quijotesca por las costas venezolanas. Es imposible juzgar su motivación porque sé que es la motivación de la mayoría de los venezolanos: liberar a Venezuela de las infames garras de la narcotiranía chavista.

El infierno

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

“No tengo afición al heroísmo ni a la santidad. Lo que me interesa es ser hombre.” Albert Camus (La peste)
Puñalear al chavismo: Ya nada me estremece, la muerte de la nación nos llega en cámara lenta. Los que la advertimos desde hace veinte años, los que luchamos contra esta barbarie observamos con resignación trágica como todo se desmorona y como en tan sólo instantes todo se pudre.

The End

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Ni poeta ni documentalista: En estos tiempos de perplejidad e incomprensión, donde la humanidad para salvarse debe ser inhumana, retraída y cuidadosa del prójimo, donde tocarse, estrechar manos, abrazarse o besarse pueden ser interpretados como actos criminales, donde andamos de un lado al otro como enmascarados, la palabra activista se redimensiona y encarece: hay que activarse contra la peste.

¿Vivos o muertos?

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

La esfera mágica de la información: Imagino que debes estar preguntándote si soy un mago o un adivino porque a través de mis escritos anticipo acontecimientos “imprevistos” que insospechadamente ocurren a los pocos días, pero no, no soy ni mago ni adivino, simplemente estoy informado (esa es mi esfera mágica) y tiendo a insinuar traviesamente algunas situaciones para observar las reacciones que suscitarán una vez que ocurran.

No seamos el virus…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

No es cine: Crisis; crisis aquí y allá, crisis…, no me roces, no me abarques, que nada fluya entre nosotros, la humanidad puede acabar con la humanidad si se abraza entre sí, lo descortés nos redime, la antipatía nos resguarda, la repulsión nos da vida. ¡Tápate! ¡Enmascárate! ¡Aíslate! ¡Huye! Sí, huye de ti mismo.
No es cine, es realidad.

Museo antropológico del chavismo

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Curaduría y justificación No es una nueva ironía mía ni un capricho artístico, posiblemente tenga algo de sátiro, pero tampoco me mueve la burla en mi intención de crear el museo antropológico del chavismo. Mi interés –aunque tiene algo de estético– es pedagógico. Creo que la reunión de fenómenos sobrenaturales que nos ha concedido el chavismo merece un museo que los adquiera, conserve, estudie y exponga al público como las repugnantes rarezas que son.

La perra moribunda…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Sin edificios verbales

Seré preciso, para lo que escribiré no hacen falta arengas ni edificios verbales. La perra chavista está herida, muy mal herida y anda desatada. El reconocimiento mundial a Guaidó, las sanciones, el desprecio universal a los chavistas y la falta de dinero los tienen asfixiados. Buscan auxilio, lo buscan desesperadamente. No lo obtienen. Están solos.

La perra chavista fallece, por eso muerde.

El pulso de la libertad

El otro Guaidó…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Haciendo historia...Cristóbal Mendoza, Francisco de Miranda, Simón Bolívar, José Antonio Páez, José María Vargas, José Tadeo Monagas, Antonio Guzmán Blanco, Joaquín Crespo, Cipriano Castro, José Vicente Gómez, Eleazar López Contreras, Isaías Medina, Rómulo Gallegos, Marcos Pérez Jiménez, Rómulo Betancourt, Rafael Caldera, Carlos Andrés Pérez, Luis Herrera Campins, Hugo Chávez.
Juan Gerardo Guaidó Márquez.

La gira y la guerra evitable

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Las opciones debajo de la mesa: Cada día que pasa el chavismo usurpando el poder hay un poco más de mal en el mundo, no sólo en Venezuela. Su perversidad está plantada en cada espacio por el que deambulan, su corrupción es universal. Todo chavista –sin excepción– es un corrupto, sus socios también lo son. El consenso del mundo civilizado es el mismo: hay que derrocar a la corrupta tiranía chavista como sea. El sentimiento es unánime, ahora sí todas las opciones están sobre la mesa.
Y por debajo de ella también.

El susto de la hiena…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

La única victoria

: No quiero cantar victoria, no podemos cantar victoria, no debemos cantar victoria, pese a los enormes avances que hemos tenido aún no hay victoria, porque en Venezuela a estas alturas sólo nos resta una victoria: la libertad, y esa se conquista en territorio nacional.
Sin embargo, hay motivos de sobra para recobrar nuestra convicción de que podremos –al fin– derrocar a la tiranía más cruel de todos los tiempos americanos.
Hay motivos.

Diosdi y su hijo Luis Parra…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

No tenía idea de quién fuese Luis Parra, cuando lo vi por primera vez pensé que era otro de los retacos hijos de Chávez. Físicamente se parece al sátrapa embalsamado, moralmente también. Lo vi con detenimiento, lo escuché, hurgué sus gestos, sus maneras grotescas, su torpe retórica de borracho de panadería y lo supe de inmediato.

No es hijo de Chávez, es de Diosdi Cabello.

Errores irrepetibles de 2019

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Recuento: No haré un recuento de lo que fue el 2019, no hace falta, cada uno de nosotros tiene sus propios moretones, fracturas y heridas (algunas sin sanar). Pese haber sido el año de mayor avance de la oposición en su agotadora lucha de veinte años contra la tiranía chavista, las expectativas y las esperanzas frustradas fueron tan altas que el no haber alcanzado la libertad (cese de la usurpación) hizo que se culminará el ciclo de manera deprimente y desoladora.
¿Se aprendió la lección?

Reflexión sobre el heroísmo

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

El héroe y su hazaña
Creo en los héroes, he conocido varios en mi vida. Algunos tienen personalidades fenomenales, electrizantes, cautivadoras; otro no. Un héroe con personalidad electrizante o sin ella hace cosas excepcionales, que el común denominador de las personas no haría jamás. Básicamente, es ello lo que distingue al héroe: su hazaña, es decir, su acto extraordinario, único, irrepetible…, el acto que los distingue de los demás.

¡Estamos vivos!

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

El abrazo: Escribo sentado en el piso, no lo hago por una causa mística ni energética, no busco reconciliar mi cuerpo con la madre tierra ni nada de eso. Escribo en el piso —incomodísimo— porque donde estoy no hay sillas ni mesas y no quiero cerrar el año sin hablarte.

Sí a ti, a nadie más sino a ti, porque sé que estás sintiendo la misma frustración que yo y necesito que nos alentemos y levantemos juntos. Antes, por favor, abracémonos.

¡Estamos vivos!

El renacimiento

Hay que seguir…

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Los latigazos colectivos: Uno entiende la frustración nacional, la desilusión y la desesperanza porque no hay venezolano consciente que no la padezca, lo que no se entiende es la autoflagelación y los latigazos colectivos, la ira con que la oposición se lapida entre sí. ¿Quién tira la primera piedra? Todos.
No es comprensible porque toda la atención se centra en atacarnos entre nosotros y no atacar al causante real de nuestra hecatombe: el chavismo.
¿Por qué?

¿2020?

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

Entre la náusea y el vómito: Otro año más en esta desgracia, otro más de sufrimiento y declive, de criminalidad y corrupción, otro año viendo a nuestro país corromperse y viciarse. Ya son muchos los años de terror y podredumbre chavista. Venezuela ha vivido entre la náusea y el vómito.
¿Cuándo se acabará esto y cómo? Este año habíamos adelantado significativamente, parecía que la usurpación cesaría, pero nos estancamos. Ha sido agotador, muy agotador.
Necesitamos que termine.

Pages