Expresidente boliviano intentará ver a los opositores presos