Para formar parte de la información

José Antonio Puglisi

Rusia vuelve a jugar al imperialismo soviético

José Antonio Puglisi's picture

“No puedes hacer una revolución con guantes de seda”. Así lo creía uno de los líderes más despiadados de la Unión Soviética, Iósif Stalin, para argumentar la opresión y represión que derramó durante años sobre la población rusa. Sin embargo, parece que el reconocido líder estaba equivocado, ya que, a través de las nuevas técnicas políticas, la ‘revolución’ se está implementando estratégicamente en ciertos países, con el objetivo de romper con el actual equilibrio mundial y hacerse con más cuotas de poder.

Monedero, el ‘Che Guevara’ de Podemos

José Antonio Puglisi's picture

El Che Guevara fue, para Fidel Castro, una de sus mejores piezas de ajedrez. Una que, con la agilidad suficiente encima del tablero, le permitió ganar importante terreno y que, cuando lo consideró oportuno, descartó para tender una trampa que le permitiera ganar la partida. A pesar de que existan dudas, la traición del expresidente es sostenida por grandes figuras, por ejemplo, el veterano periodista y escritor, Alberto Müller, y el exguerrillero Daniel Alarcón Ramírez, ambos de origen cubano.

¿Quién oculta la información al venezolano?

José Antonio Puglisi's picture

El gobierno de Venezuela ha arremetido, una vez más, contra los medios de comunicación privados del país. A su parecer, fue escasa la difusión mediática que recibieron sus últimos actos públicos, entre los que estaban la entrega de la vivienda 700.000 o las postulaciones a las primarias del PSUV, por lo que Nicolás Maduro acusó en Twitter a “la minoría oligarca que es dueña de los medios de prensa, radio y televisión” de desinformar a la población.

Las largas raíces de la corrupción venezolana

José Antonio Puglisi's picture

“Todos los políticos roban, sólo hay que escoger al que robe menos”. Una frase tradicional en Venezuela que demuestra la institucionalización de la corrupción en el país. Tendencia que, si bien no es nueva en la política nacional, sí ha contado con un auge en los últimos 16 años, donde se han revelado importantes casos como el de Antonini Wilson (con la famosa maleta de 790.550 dólares decomisada en Argentina) o el de PDVAL (más de 70.000 toneladas de alimentos descompuestos en contenedores, que revelaron las ganancias de personas adeptas al Gobierno en el negocio de la importación).

Knockout

José Antonio Puglisi's picture

Las redes sociales se han inundado con el video de Nicolás Maduro haciendo unas demostraciones de boxeo callejero con Gandhi Arocha. Un combate ficticio que sólo consistió en saltos sobre el asfalto y golpes al aire, mientras que la economía venezolana sigue tendida en el cuadrilátero y con pocas expectativas de poderse levantar para afrontar un nuevo round .

España encara al gobierno de Venezuela

José Antonio Puglisi's picture

“Por qué no te callas”. La mítica frase del Rey Juan Carlos I a Hugo Chávez fue, quizá, uno de los episodios de mayor tensión diplomática entre España y Venezuela. A pesar de que no quedaron secuelas del incidente de la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, las relaciones bilaterales han venido sufriendo un desgaste continuo en los últimos 16 años.

¿Dónde están los dólares?

José Antonio Puglisi's picture

El gobierno de Venezuela anunció, el 12 de febrero, la incorporación del Sistema Marginal de Divisas (Simadi). Un mecanismo que ayudaría a solventar los problemas generados en el control cambiario y facilitar el acceso a los dólares. Sin embargo, tras más de un mes desde su creación, el organismo no ha ofrecido ningún cambio visible. Por el contrario, han salido a la luz pública internacional los casos de los estudiantes venezolanos que pasan necesidad ante el retraso en la entrega de sus divisas.

Excusas para el autoritarismo

José Antonio Puglisi's picture

Las recientes sanciones de Estados Unidos a siete altos cargos del gobierno venezolano han sido la excusa perfecta para que Nicolás Maduro moviera sus fichas políticas con el único objetivo de afianzar, aún más, el autoritarismo nacional. Utilizando la amenaza de una posible intervención internacional, los representantes oficialistas quieren otorgar al presidente poderes especiales que le permitirían gobernar sin necesidad de una Asamblea Nacional que, según las encuestas, podría ser mayoritariamente opositora para finales de 2015.

Pages