El nuevo Moto X, frente a frente al Samsung Galaxy S4 y al iPhone 5