El video de Chino y Nacho, un soplo de aire fresco para Venezuela