Para formar parte de la información

Víctor Corcoba Herrero

Incertidumbre y confrontación

Víctor Corcoba Herrero's picture

“No podemos ser una humanidad que no llore ante las tragedias que nos enfrentan”... Se acrecienta ese mundo que adoctrina, que intenta modificar nuestro comportamiento provocando miedo e incertidumbre; activando actitudes salvajes que nos dividen en base a la confrontación y que nos separan con el chismorreo de la siembra de falsedades. La realidad habla por sí misma; y, en lugar de conciliar, avivamos enfrentamientos, aceleramos contiendas, impulsamos la propia destrucción del espíritu humano.

Un esfuerzo global es una victoria segura

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Es el empuje conjunto el mayor horizonte de esperanza”... Nuestra recompensa se halla en el esfuerzo permanente, en la voluntad de hacer y ponernos en camino siempre, incluso cuando las dificultades parecen insalvables. Cada cual tenemos nuestra historia, pero también nuestra misión liberadora. Son tan fuertes las cadenas de explotación, los encadenamientos destructivos, que aunque nos cueste, hemos de continuar tenazmente para no caer en el desconsuelo.

Participar el buen ánimo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Nunca es tarde para tejer una red de apoyos sociales”... Frente a multitud de desconsuelos y fuerzas divisorias, nos queda participar el buen talante a través de la amistad, cultivando lazos y fortaleciendo la confianza entre todos. Nunca es tarde para tejer una red de apoyos sociales que nos protejan y lograr, de este modo, un mundo más habitable; donde todos podamos dar lo mejor de nosotros mismos, para que fructifique el bien colectivo.

Fuego de intereses

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Abandonemos la idea de poner grilletes a la poética aurora que nos vive”... Mientras el mundo se nos queda pequeño, las dificultades y los sufrimientos se acrecientan por doquier. Ciertamente, vivimos un periodo difícil para todos, para algunos muy complicado, que requiere cuando menos la cercanía de sus análogos. A veces pienso que hemos perdido la capacidad de amar y hasta el deseo de sentirnos amados. Hay un fuego de intereses dispuesto a quemar vidas que realmente nos deja desolados.

Inventemos otra realidad

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Nada puede destruir a la humanidad, excepto ella misma”... Somos un mundo de contrastes. Hay una incongruencia entre los moradores, sobre todo entre su decir y su hacer. Luego está la desproporción de los caudales entre países pobres y ricos. Nos falta compromiso y nos sobra endiosamiento. Fallamos en todo o en casi todo. De ahí, lo importante que es reconocer nuestra inconfundible debilidad para poder enmendar ciertas relaciones, ya sean entre nosotros y nuestros análogos y también con el hábitat natural.

Una historia de reconstrucción

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Cualquier camino ha de mantenerse en continua reparación”... No puede haber reconstrucción de nada si el corazón permanece cerrado. El ímpetu está en el alma, no en la mente. Tenemos que abrirnos a la faena del compartir y del donarse. Nos debemos a los demás y estamos obligados a tomar conciencia del sentido de la solidaridad humana. Organizar esta realidad que hoy vivimos como linaje nos exige cooperar, estar siempre en guardia, en disposición de tender la mano.

Nuestras continuas malas prácticas

Víctor Corcoba Herrero's picture

“La obsesión por un estilo de vida consumista nos ha devorado el corazón”... Todo depende de todo, hasta nuestra propia energía está en manos de la salud del planeta; por cierto, bastante aquejado de nuestro modo de actuar. Lo nefasto es que aún no enmendemos la locura que nos demuele. Proseguimos destruyendo la diversidad biológica, echando abajo los bosques naturales, contaminando las aguas, el suelo y el aire, arruinando zonas húmedas, después de tantos años advirtiéndonoslo la propia naturaleza a través del cambio climático.

Cuidar la fragilidad y curar la penalidad

Víctor Corcoba Herrero's picture

“El actual modelo económico y social está fracasado”... Hace tiempo que estamos a merced de los intereses económicos. En perpetuidad contamos con el clan de los dominadores y mutiladores de nuestro propio espíritu autónomo. Reconozco que esta situación continuamente me ha angustiado, y así cuando tenía el genio vivo y el juicio débil, concretamente en mi etapa de joven quijote, ya reclamaba otros lenguajes más humanos y otras políticas más sociales. He aquí, parte de lo publicado, en el número 36 (octubre 1995) de la revista de pensamiento, “Iniciativa Socialista”.

Me duelen los abandonados de mi patria

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Los índices de desigualdad son terriblemente altos”... El corazón del ser humano ha perdido pulso; y, apenas sentimos por nada ni por nadie, se ha endurecido como una roca, y solo nos movemos para darnos pedradas unos a otros. Deshumanizados como jamás todo se derrumba, muy poco se sostiene y se sustenta. El mismo aire de rencor, que respiramos por doquier, es una deshumanización total y una pérdida de conciencia a la vez, nuestra brújula orientativa ha dejado de ser el mejor cuadrante moral que poseemos.

Confianza en uno mismo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Todo ha de compartirse en función del bien común y repartirse en justicia”... Partiendo de que la vida no es fácil para nadie, nuestro desafío generacional posiblemente radique en fortalecer esa confianza en uno mismo, al menos para encauzar entre todos los moradores ese espíritu colectivo y poder hacer frente a nuestras propias fragilidades.

El movimiento cooperativo como cultura

Víctor Corcoba Herrero's picture

“No existe una mejor prueba de avance humanitario que la del espíritu cooperante”... Hay fechas que debieran ser inolvidables. Una de ellas, es la que se celebra cada primer sábado de julio desde 1923, propiciada por el movimiento cooperativo, siempre en disposición de hacerse todo con todos, sin buscar la vanagloria personal, sino el acceso a la creación de riqueza y la eliminación de la pobreza; no en vano, los miembros contribuyen equitativamente y controlan democráticamente el capital de su cooperativa.

La atmósfera de resentidos es un suicidio colectivo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“¡El peculio debe asistir y no mandar!”... No podíamos caer más bajo, apenas nos conmueve nada y el inherente entusiasmo viviente ha dejado de palpitar en muchas personas, con una búsqueda enfermiza de reclusión y aislamiento. Lo nefasto de todo esto, es haber perdido la alegría de vivir donándose, el aliento por hacer el bien y hasta el pulso templado, en perpetua armonía con la naturaleza, que es lo que realmente nos permite levantar la cabeza y volver a empezar.

El aumento de las pesadillas

Víctor Corcoba Herrero's picture

Hay que tomar conciencia del tiempo y liberarnos de esta permanente atmósfera estresante que nos agota el cuerpo, pero también el alma. Todo nada en el desequilibrio, en la inmoralidad y en la fibra corrupta, en la manera de comercializar los unos con los otros y en el modo de sacar provecho de la debilidad; y, justamente, con este pulso la vida no es aceptable, en parte por esa falta de respeto natural de todos hacia aquello que nos rodea. La irresponsabilidad humana es tan manifiesta, que hemos de templarnos para conseguir acompasar el deber con el derecho.

Aires optimistas

Víctor Corcoba Herrero's picture

“De la angustia al ensueño de quererse”... Los moradores de este mundo requieren activar la cultura de cercanía, máxime en un momento de tanta penuria y dolor, teniendo que tragarse las lágrimas en soledad y en silencio, porque el desconsuelo es grande y los gestos de amor son más bien escasos. Nos falta esa proximidad de corazones, ese encuentro de pulsos que es lo que realmente nos imprime fortaleza, o la misma ternura de una caricia que nos deja una huella imborrable, hasta ponernos en camino de la esperanza. La ilusión por vivir no la podemos perder.

Argumentos que nos conciernen a todos

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Las discordias y las divisiones entre humanos son un tejido destructor”... Cada día son más los desplazados, a los que se les obliga a huir a causa de los conflictos. Además, por si fuera poco el dolor, a muchos se les niega algo tan esencial como la nacionalidad y el acceso a derechos esenciales: la educación, sanidad, empleo, libertad de circulación… Toda esta bochornosa realidad lo que nos pone de manifiesto es la necesidad de otras acciones más humanas.

Transmutar hábitos

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Trabajemos los sueños, seguramente entonces cambiaremos nuestra historia” ... En la nueva normalidad globalizada, el camino de cada ser, llega a su etapa decisiva; obligándonos a cada uno de nosotros a tomar partido en la acción, con el cambio de hábitos, las rutinas diarias y los sacrificios personales. Hoy más que nunca necesitamos sumergirnos en el silencio de nuestras moradas interiores para reflexionar y poder contraer aliento, ante la siembra de tantas dificultades generadas por nosotros mismos.

El mar de la vida no admite la cultura que oprime

Víctor Corcoba Herrero's picture

“El verso de la creación no puede marchitarse a nuestro antojo”... Me gusta el planeta con su horizonte celeste, dispuesto siempre a abrazarnos, pero también me ensimisma ese oleaje de sueños que nos alientan, ese mar de la vida en perenne movimiento, que moviliza el corazón y nos recluta a navegar por los abecedarios de los sentimientos. La calma absoluta no es norma en nosotros ni en nada de lo que nos rodea. Todo ha de estar vivo, empapado por el aire y el agua, y todo ha de poseer la fuerza de la esperanza, que no es otra que la luz vertida de unos hacia otros.

Velar por el entorno y asistir al desasistido

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Aún no hemos aprendido a dominarnos, y esto es perjudicial para nosotros mismos” ... La familiaridad más esencial que tenemos en común, los moradores de este pequeño planeta, es que todos respiramos el mismo aire, formando parte de nuestra existencia. De igual modo, el agua con la que saboreamos el verso de la vida, así como la variedad de productos con los que nos alimentamos, tampoco existirían sin esa donación de la madre naturaleza.

Vuelta al trabajo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Piensa en lo mucho que puedes forjar con lo que hay y compártelo”... Hay que perseverar para poder salir de este momento de crisis mundial, quizás cuestionando los modelos económicos existentes, buscando otras opciones conjuntas más éticas, sobre todo para proteger vidas y medios de subsistencia, pues la mejor inversión de futuro es la fortaleza de entendernos y trabajar unidos. Sin duda, necesitamos de otro espíritu más cooperante y activo, solidario y voluntarioso, que incentive entornos seguros de vuelta al trabajo. Las migajas son para un momento.

Interrelacionados con el don del talento

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Nos falta fuerza moral para engrandecernos”... Hace tiempo que vivimos en un vacío desolador; se descubre en los gestos, lo dicen las miradas, se oye en el aire, porque las garras de la crueldad que nos dividen, lo único que hacen es atrofiarnos más y ensordecernos para que la escucha del análogo no armonice con nuestros latidos.

La memoria de los que se van

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Somos iguales en fragilidad”... Me pesa todo lo vivido en los últimos días, pero aún así quiero compartir lo experimentado, ofreciéndolo en abrazo permanente con el lector de mis sueños, después de haber sufrido la pérdida de un ser querido y el dolor de la soledad de un cementerio en profunda quietud, donde todo parece estar descansando y en realidad lo que dormitan son los recuerdos. En ocasiones, perdemos la noción del tiempo y borramos de la memoria, que un amanecer más en nuestras vidas, también es un paso más hacia la hora suprema.

Bravo por esas gentes que armonizan

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Lo armónico no surge porque sí, hace falta trabajar el espíritu de la concordia”... Me gustan esas gentes de bien y de bondad, que se esfuerzan cada día por considerar a sus semejantes, aceptando sus diferencias y reconociendo que todos somos necesarios e imprescindibles, cuando menos para sentirnos en equilibrio con nuestro propio espacio habitable. La sociabilidad es algo innato, algo de lo que además no podemos prescindir. El gran instrumento que nos une es el lenguaje para poder convivir.

Los linajes en una Tierra inestable

Víctor Corcoba Herrero's picture

"El mundo camina inseguro y, además, con una inquietante oleada de resentimientos, tanto en las democracias liberales como en los sistemas autoritarios”.... Hay que regresar a ese espíritu armónico, por muy divergentes que sean los andares. Los espacios comprensivos del hogar pueden ser un buen horizonte a conquistar, sobre todo cuando en el nido no se anuda a nadie y, sin embargo, se anida amor a raudales. Esto, por sí mismo, ya es vida en abundancia.

El buen tono y el mejor timbre

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Son muchas las personas necesitadas, ya sean de aliento o de alimentos, porque esta pandemia lo que ha expuesto sin miramiento alguno, son los paradójicos arbitrajes de nuestros mercados laborales”... Podrán cortar todos los sueños, pero no podrán detener la vida; de ahí lo trascendente que nos puede resultar la utilización de un buen saber estar y mejor ser, o sea, de la utilización de un saludable tono y de un robusto timbre.

Fidelidad al valor cooperante

Víctor Corcoba Herrero's picture

No basta con proclamar vocablos que no se llevan a efecto, debemos probar su existencia"... Nos faltan alianzas y nos sobran discordias para llevar a buen término el valor de los pueblos, la valía de las gentes cooperantes, la fidelidad continua en pro del bien común. Hemos articulado derechos humanos, se nos ha llenado la boca de igualdades, también nos propusimos amparar y proteger sueños, todavía nos falta hacer de esta liturgia de buenas intenciones una destreza permanente entre los moradores del mundo, sin dejar a nadie desamparado.

Pages