Para formar parte de la información

Víctor Corcoba Herrero

El martirio de los días para algunos

Víctor Corcoba Herrero's picture

“El talento hay que transformarlo en genio, y tampoco tenemos otro modo de hacerlo, que injertando decencia en la labor”... Al igual que cada generación necesita explorarse, verse en su cultura, responderse a sí mismo, asumir responsabilidades, sentirse algo en la vida, ya sea como protagonista o servidor, también requerimos un trabajo donde ganar el pan con dignidad. No hay mayor martirio que la ociosidad por mandato. El talento hay que transformarlo en genio, y tampoco tenemos otro modo de hacerlo, que injertando decencia en la labor.

Me afligen los martirios

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Hay que ser como esas campesinas, que a pesar de hallarse en peores condiciones que los hombres del campo y que las mujeres urbanas, no desfallecen y echan la red ante los ojos de los que tienen sueños”... Al destierro la amargura. Sí, lo sé, que cada día tenemos más fronteras y más frentes abiertos, pero querer es poder, y a pesar de tantas contrariedades, nada es imposible.

Un corazón de poeta

Víctor Corcoba Herrero's picture

“En la clarividencia de Juan José Guardia Polaino vemos que la vida es un verso de amor interminable y que vivir es un acto de luz para repatriarse eternamente al reino de la poesía”... El ser humano por principio está continuamente en salida, debe estarlo, al menos para coexistir cercano a su análogo, siempre en guardia para compartir situaciones concretas, dispuesto a interrogarse y a verse en los demás, para hallarse consigo mismo y dar respuesta a su distintivo fundamento existencial.

Un corazón de mano tendida

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Es muy triste pasar por la vida sin dejar rastro”... Hoy, cuando tanto prolifera la exaltación del yo agresivo, dispuesto a todo con tal de proyectar una cultura competitiva, nada solidaria, que nos empobrece como jamás, pues lo importante es trabajar juntos y hacerlo para lograr un compromiso más humanístico, respetuoso con todas las culturas, nos hace falta pararnos y recapacitar. Por cierto, hemos de repensar sobre aquellas labores que han de estar enfocadas en las cosas que importan, haciéndolas de manera más eficiente.

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse”... No podemos rendirnos a tantas atrocidades vertidas contra nosotros mismos. A mi juicio, es el momento de que la reconciliación espigue en el mundo como sustento de vida y signo de amor. Para desgracia nuestra, se ha generado un ambiente de inseguridad e impunidad, que matar lo hemos convertido en un diario permanente en muchas partes de nuestro hábitat, activando una espiral de violencia que verdaderamente nos deja sin palabras.

Corregirse y enmendarse

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Amar es vivir fuera de sí, a corazón abierto, sin temor a mirarse y a verse en camino”... Nuestra propia historia nos pone en camino, nunca como nómadas solitarios, sino como andarines poblados de abecedarios para entendernos y hacer familia, a través de la memoria y la esperanza. Con los recuerdos podemos evitar los errores del pasado y confluir hacia horizontes más claros. Por otra parte, está bien reanimarse sabiendo que una ilusión aviva nuevas ilusiones, y esto por sí mismo, ya es un gran paso adelante.

El entusiasmo por mantenerse vivo

Víctor Corcoba Herrero's picture

Me gustan las gentes activas que no descansan, que luchan por construir una sociedad más justa y solidaria, que cultivan el espíritu de sacrificio y el don de superarse, al tiempo que fomentan el diálogo y la acogida. No hay otra salida, que valorarnos para poder seguir adelante, esperanzándonos por ese horizonte de luz que todos ansiamos abrazar, sin dejarnos abatir por las cruces que nos ponemos unos a otros.

De considerarnos autosuficientes a no ser nada

Víctor Corcoba Herrero's picture

“El amor acorta distancias, nos iguala y hasta no quiere ser poseído, sino donado”... Se necesitan vidas dispuestas a batallar con tesón, pues son tantas las crisis humanitarias que nos acorralan, que cada día es más complicado subsistir. No podemos generar sociedades inclusivas, mientras no aliviemos la carga existencial de muchos de nuestros análogos, que viven permanentemente en la exclusión. Aún no hemos aprendido la lección de que el amor acorta distancias, nos iguala; y, hasta no quiere ser poseído, sino donado.

El compromiso cívico por lo armónico

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Creado el verso a imagen del verbo, surgió el mandato de conjugarlo, y hubo de hacerse en justicia para armonizar el ser con el estar”... En un mundo cada vez más fragmentado y endiosado por atmósferas crueles, el compromiso cívico es fundamental para enhebrar otro tipo de comportamientos y actitudes ante la vida, cuando menos más fusionados y solidarios en el sentir, para mejorar de este modo nuestro distintivo sostenimiento humano.

El rencor no puede envenenarnos

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Una sociedad bárbara dominadora todo lo destruye, pues se construye en el odio y se levanta en la venganza”... Para cualquier ser humano, la vida ha de tomarse como una misión a resolver en comunidad, puesto que nada por si mismo podemos hacer. Sólo manteniéndonos unidos podremos transmitir a las generaciones futuras un planeta más habitable, más social y más seguro.

El Mundo se acrecienta de víctimas

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Solidaricémonos al menos con su poética mirada”... En este mundo cruel, en el que cada día nos reinventamos nuevos tormentos, la sociedad debe ocupar el lugar de las víctimas y dar respuestas a sus voces. No pueden sentirse abandonados a su suerte, hay que atender a sus necesidades, escucharles siempre, que no se sientan olvidados, sin apoyo, solidarizarse con su martirio, adherirse a su tristeza, hasta el punto de que hallen en nosotros una mirada de consuelo, un abecedario de alivio, ya no solo de las instituciones, sino también el abrazo de sus mismos análogos en el camino.

Gentes con entusiasmo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“¡Qué misión más bella la de salvar vidas!”... Me emocionan las gentes valientes y valerosas, con entusiasmo, esos individuos que lo donan todo, incluso sus propias vidas por llevar ayuda humanitaria, que se arriesgan por trasladar un poco de esperanza a tanta desesperación que nos acorrala, y que a pesar de la multitud de peligros que les acechan, no cesan en su empeño de socorrer. ¡Qué misión más bella la de salvar vidas!

Dejémonos observar, cultivando los sueños

Víctor Corcoba Herrero's picture

Naciones Unidas nos comunica unos datos verdaderamente conmovedores. Inserto el párrafo: “Actualmente, existen en el mundo mil ochocientos millones de jóvenes entre los diez y veinticuatro años de edad. Es la población juvenil más grande de la historia; sin embargo, uno de cada diez vive en zonas de conflicto y veinticuatro millones de ellos no asisten a la escuela. La inestabilidad política, los desafíos del mercado laboral y el limitado espacio para la participación política y cívica han llevado al aislamiento de los jóvenes de las sociedades”.

Seamos gentes de acción

Víctor Corcoba Herrero's picture

Pongamos espíritu creativo y coraje en el entusiasmo... El mundo representa una gran diversidad, lo que nos exige ser cada día más cooperadores para sentar los cimientos de una nueva y renovada alianza para la acción conjunta, a la vez de que se requieran lenguajes más del corazón, que de las finanzas, para poder activar otros espíritus más libres y respetuosos con el entorno y la distintiva entidad humana. Por momentos contamos con un sometimiento opresivo de los organismos financieros. Esto nos debilita tanto, que nos deja sin nervio y sin verbo algunas veces.

Este poder siniestro nace en nosotros

Víctor Corcoba Herrero's picture

“¡Ay los vicios humanos!; son ellos los que nos matan”... Vivimos en la asfixia permanente, encerrados en inútiles faenas que nos suelen triturar nuestra propia autonomía, ahogados por nuestras miserias y abrumados por fatigas que nos aprisionan el corazón. Por eso, es bueno sosegarse, dejar tiempo para uno, aprender a reprenderse, sólo así experimentaremos ese gozo inenarrable de ser para los demás, un trampolín de confianza en vez de una plataforma de comercios que matan.

Simpatías y antipatías

Víctor Corcoba Herrero's picture

En estos tiempos turbulentos, en los que tanto proliferan las violencias y las divisiones, es menester activar otro espíritu más solidario, con un ropaje de pensamiento más positivo y bondadoso. Para empezar, no hay nada tan cruel como un sentimiento de antipatía. El antipático no suele encontrar motivo alguno ni para sonreír. Lo ve todo negro y se irrita permanentemente por cualquier cosa. Ojalá algún día modifiquemos nuestras actitudes de acoger más y mejor, de perdonar por principio, y de alentar otra existencia más humana, asumiendo los valores de las diversas culturas.

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

Víctor Corcoba Herrero's picture

Repudio a los que se apoderan del poder y que, en lugar de servir al bien colectivo, comercializan con los débiles, hasta vender su alma al diablo. Su enfermiza autoridad imprime un inmanentismo absurdo y de disfraz, que nos roba nuestra propia e innata misión serena y creativa. Debiéramos, por tanto, saber discernir, dilucidar nuestra distintiva historia, dejándonos observar.

La crueldad del desarraigo… “Uno vive del donarse y del acogerse”

Víctor Corcoba Herrero's picture

No me gusta este tiempo de retóricas interesadas que todo lo confunden y dilapidan en interés de algunos. Sólo hay que escuchar la voz de algunos líderes más afanados en aumentar sus gastos de defensa, que en propiciar el derecho a la salud universal como algo innegociable o que las buenas prácticas de acogida e integración entre humanos sea algo más que un buen propósito. Es tiempo de realidades, de acciones concretas, de reacciones contundentes frente a tantas desorientaciones y mentiras.

La injusticia no es inmune

Víctor Corcoba Herrero's picture

Hay algo innato en nosotros que debemos fomentar mucho más, el espíritu de encuentro y unidad, sin temer las divergencias. Todo hay que cultivarlo armónicamente desde la escucha y el diálogo. Por eso, que los líderes se reúnan a construir puentes y a fortalecer vínculos para hacer frente a los desafíos globales, es lo más sensato; y, en todo caso, un signo de expectativa que siempre vale la pena celebrarlo.

Organicemos otro mundo y “olvidémonos del mercado de intereses”

Víctor Corcoba Herrero's picture

La tierra es cada vez más todos y de nadie. No tiene sentido levantar muros o privar de libertad a los migrantes, pues su situación no es irregular, sino de necesidad en la mayoría de las veces. Por tanto, la detención para controlar ese mundo que transita de acá para allá ha de ser el último recurso y los países deben priorizar alternativas que favorezcan el encuentro.

Abecedario de combate

Víctor Corcoba Herrero's picture

Ante esta densa nube de tinieblas que nos circunda por todo el planeta, no cabe la resignación, sino la lucha por defender la esperanza de toda vida, por ínfima que nos parezca. Ha llegado el momento de alistarnos en el abecedario del combate, que no es otro, que el lenguaje activista de la lucha por lo armónico. Sin duda, por tanto, hemos de planificar otras actitudes, otros miramientos en favor de lo que somos, otros cuidados más directos ante tantos corazones destrozados, lo que nos exige mayor unión entre todos los moradores.

Nos falta saber vivir y cuidarnos

Víctor Corcoba Herrero's picture

El mundo arde en ideologías que son un verdadero tormento, con lo que esto conlleva de inseguridad e incluso de violación de los derechos humanos, que sumado al descontento económico de las gentes, en parte propiciado por esa falta de empleo digno que todos nos merecemos, acreciente una atmosfera verdaderamente preocupante. Hay que dejar de lado el resentimiento y activar, con paciencia y clemencia, otros lenguajes menos ofensivos. Ya está bien de enfrentarnos unos contra otros. Prohibamos los discursos de odio y los llamados a la violencia.

La gran revuelta de la estima

Víctor Corcoba Herrero's picture

Pienso que vivimos un momento en el que es necesario llevar adelante una gran revuelta, sobre todo en lo que se refiere a la estima de todo ser humano. El mundo, en su conjunto, requiere reposar y repensar, ver la manera de salvaguardarse de tanto rencor sembrado. Por tanto, creo que es hora de enternecerse, con quienes se convive, para poder atraer ese espíritu conciliador que todo el orbe demanda con urgencia. Lo armónico es lo que da vida, lleva consigo esa capacidad de fascinar y comunicarse, o sea, de vivir abriéndose a los demás. No podemos levantar muros. Eso ha de ser pasado.

Todo pende del aliento que nos demos

Víctor Corcoba Herrero's picture

La ciudadanía es la que va abriendo camino, la que aprende y se reprende por sí misma, al descubrir que siempre es garante de lo que sucede. Precisamente, este año, el 30 de junio, celebramos por primera vez en las Naciones Unidas el Día Internacional del Parlamentarismo, justo en la misma fecha que se creó, en 1889, la Unión Interparlamentaria, la organización mundial de los parlamentos nacionales. Ciertamente, hoy necesitamos más que nunca, aminorar las desigualdades, acrecentando la mejora de vida de todas las personas.

Pages