Para formar parte de la información

Víctor Corcoba Herrero

Revisión al mañana

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Asentemos corazón en lo que hacemos y juntemos latidos en rogativa de cambio”... Todos los aconteceres de la vida nos revelan algo. La pandemia, por ejemplo, nos ha puesto en entredicho nuestros comportamientos: la insolidaridad manifiesta entre nosotros y la incapacidad de los países, con sus gobiernos al frente, para trabajar unidos.

El hallazgo de mundos diversos

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Cuidado, que la vida pasa y no vuelve, aprovechémosla para vivirla como un momento de conciliación”Hay que volver a las raíces. Lo vivido puede ayudarnos a repensar momentos actuales. El encuentro de ámbitos diversos es lo que verdaderamente nos transforma, frente a esa activa cultura de los enfrentamientos, de las piedras en el alma, de los muros entre fronteras.

El encuentro con la realidad

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Las puertas del corazón no pueden permanecer cerradas”... Hoy, cuando todo se puede alterar, el encuentro con la realidad es verdaderamente sorprendente, máxime si caminamos atados a poderes corruptos, a intereses mundanos, que desde luego van a impedirnos siempre contar con un espíritu libre, cuando menos para serenarnos y tomar la orientación justa; porque no es cuestión de repeler los diferentes contextos, sino de transformarlos en una sapiencia universalizada.

Todos tenemos un horizonte que abrazar

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Lo auténtico, al final, siempre nos embellecerá y acabará por esclarecer la oscuridad”... Todos tenemos un horizonte que abrazar, un camino que recorrer y un andar que no puede desembocar en la arrogancia; pues, por si mismos nada podemos hacer. Hemos de conjugar edades con voluntades porque, cada etapa vivencial, tiene su abecedario a compartir. De siempre las personas mayores han desempeñado un papel importante en la sociedad como orientadores. Sin duda, la experiencia del caminante es la mejor cátedra viviente, no los descartemos.

Consumo y producción responsables

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Estamos aquí para dar vida, no para quitarla”... Nunca es tarde para ese despertar al cambio de actitudes. Rectificar es lo propio del ser humano. En este sentido, parece que tenemos una mayor concienciación a nivel mundial, en reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos, algo vital en un mundo en el que proliferan tantas gentes afectadas por el hambre. Sea como fuere, no podemos continuar con el derroche de recursos.

Un mundo armónico para todos

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Los gobernantes han de escuchar más a la gente”... Otro mundo ha de ser posible. Hay que gestarlo. En esta empresa hemos de estar todos, trabajando a destajo si es preciso. Justamente; cada vida, por muy minúscula que nos parezca, ha de contribuir a mejorar el ambiente. Despojémonos de esa enemistad. Tenemos que entendernos, armonizarnos, comprendernos, revivirnos unos en otros, y cada cual debe ser parte de la existencia del otro.

Atendernos y entendernos

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Lo substancial es centrarse en el ser humano”... Hoy más que nunca, hemos de atender no sólo a lo que cada cual dice, sino también a lo que siente y entiende, y al motivo porque lo asiente. Sin duda, son muchos los desafíos sociales, políticos y legales a nivel mundial a los que hemos de hacer frente, ya no sólo por la crisis sin precedentes causada por la pandemia, también por el evidente cambio climático que no sólo altera el equilibrio de la naturaleza, sino que además causa pobreza y hambre, entre los más vulnerables.

Tiempo de alianzas desposeídos de intereses

Víctor Corcoba Herrero's picture

“El desprendimiento apenas tiene hueco en esta sociedad mercantilista”... No todo vale para este tiempo de alianzas, se requieren acuerdos desinteresados que tengan como misión responsable, la de preocuparse y ocuparse de toda vida humana, provenga de donde provenga y habite en el lugar que habite. Temo, por tanto, a esas coaliciones de mundos poderosos que no suelen entender nada más que de pedestales. También recelo de esos lazos entre políticos, de gentes que dicen servir a la ciudadanía y no pasan de hacer política para sí y sus seguidores.

Asegurar la vida

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Lo importante es la convicción de rectificar, de hacer equipo, de trabajar unidos para superar las divisiones”... Cada día es más complicado asegurar la vida, ya no digamos un futuro común, en un planeta que no acierta a despojarse de sus miserias irresponsables y a despejar horizontes claros. De ahí, lo importante que es alzar la voz en contra de este diluviar mundano, verdaderamente catastrofista por su alcance global, que nos deshumaniza y pervierte como jamás. Los actuales sistemas educativos, de salud o productivos, hace tiempo que son ineficaces.

Me niego a ser víctima de algo… quiero ser donación de todo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Nuestra misión es vivir y donar vida”... Cada cual ha de ser el intérprete de su existencia, no el atormentado de nada ni de nadie, lo que nos exige ser más auténticos y batalladores de la evidencia. Realmente no me gustan estas condenas mundanas que te obligan a vivir en la miseria o en el vil terror de los mil abusos consentidos. No podemos dejarnos caer tan bajo.

Día de la Juventud: Celebrar y dar voz en el “ahora”

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Aunque pasen los ciclos, jamás uno debe abandonarse”... Hoy más que nunca necesitamos celebrar y advertir que la vida, mientras se vive, también se disfruta con la certeza de que somos el “ahora” de la presencia en el camino, el instante preciso y precioso del compromiso, el momento de repensar lo que soy, movido por ese presente del que cada cual es mero protagonista. Por tanto, la confianza en uno mismo es el primer paso de todo buen caminante. Hemos de saber, además, que ningún tiempo ha sido fácil para sus moradores. Este tampoco lo iba a ser menos.

Incertidumbre y confrontación

Víctor Corcoba Herrero's picture

“No podemos ser una humanidad que no llore ante las tragedias que nos enfrentan”... Se acrecienta ese mundo que adoctrina, que intenta modificar nuestro comportamiento provocando miedo e incertidumbre; activando actitudes salvajes que nos dividen en base a la confrontación y que nos separan con el chismorreo de la siembra de falsedades. La realidad habla por sí misma; y, en lugar de conciliar, avivamos enfrentamientos, aceleramos contiendas, impulsamos la propia destrucción del espíritu humano.

Un esfuerzo global es una victoria segura

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Es el empuje conjunto el mayor horizonte de esperanza”... Nuestra recompensa se halla en el esfuerzo permanente, en la voluntad de hacer y ponernos en camino siempre, incluso cuando las dificultades parecen insalvables. Cada cual tenemos nuestra historia, pero también nuestra misión liberadora. Son tan fuertes las cadenas de explotación, los encadenamientos destructivos, que aunque nos cueste, hemos de continuar tenazmente para no caer en el desconsuelo.

Participar el buen ánimo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Nunca es tarde para tejer una red de apoyos sociales”... Frente a multitud de desconsuelos y fuerzas divisorias, nos queda participar el buen talante a través de la amistad, cultivando lazos y fortaleciendo la confianza entre todos. Nunca es tarde para tejer una red de apoyos sociales que nos protejan y lograr, de este modo, un mundo más habitable; donde todos podamos dar lo mejor de nosotros mismos, para que fructifique el bien colectivo.

Fuego de intereses

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Abandonemos la idea de poner grilletes a la poética aurora que nos vive”... Mientras el mundo se nos queda pequeño, las dificultades y los sufrimientos se acrecientan por doquier. Ciertamente, vivimos un periodo difícil para todos, para algunos muy complicado, que requiere cuando menos la cercanía de sus análogos. A veces pienso que hemos perdido la capacidad de amar y hasta el deseo de sentirnos amados. Hay un fuego de intereses dispuesto a quemar vidas que realmente nos deja desolados.

Inventemos otra realidad

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Nada puede destruir a la humanidad, excepto ella misma”... Somos un mundo de contrastes. Hay una incongruencia entre los moradores, sobre todo entre su decir y su hacer. Luego está la desproporción de los caudales entre países pobres y ricos. Nos falta compromiso y nos sobra endiosamiento. Fallamos en todo o en casi todo. De ahí, lo importante que es reconocer nuestra inconfundible debilidad para poder enmendar ciertas relaciones, ya sean entre nosotros y nuestros análogos y también con el hábitat natural.

Una historia de reconstrucción

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Cualquier camino ha de mantenerse en continua reparación”... No puede haber reconstrucción de nada si el corazón permanece cerrado. El ímpetu está en el alma, no en la mente. Tenemos que abrirnos a la faena del compartir y del donarse. Nos debemos a los demás y estamos obligados a tomar conciencia del sentido de la solidaridad humana. Organizar esta realidad que hoy vivimos como linaje nos exige cooperar, estar siempre en guardia, en disposición de tender la mano.

Nuestras continuas malas prácticas

Víctor Corcoba Herrero's picture

“La obsesión por un estilo de vida consumista nos ha devorado el corazón”... Todo depende de todo, hasta nuestra propia energía está en manos de la salud del planeta; por cierto, bastante aquejado de nuestro modo de actuar. Lo nefasto es que aún no enmendemos la locura que nos demuele. Proseguimos destruyendo la diversidad biológica, echando abajo los bosques naturales, contaminando las aguas, el suelo y el aire, arruinando zonas húmedas, después de tantos años advirtiéndonoslo la propia naturaleza a través del cambio climático.

Cuidar la fragilidad y curar la penalidad

Víctor Corcoba Herrero's picture

“El actual modelo económico y social está fracasado”... Hace tiempo que estamos a merced de los intereses económicos. En perpetuidad contamos con el clan de los dominadores y mutiladores de nuestro propio espíritu autónomo. Reconozco que esta situación continuamente me ha angustiado, y así cuando tenía el genio vivo y el juicio débil, concretamente en mi etapa de joven quijote, ya reclamaba otros lenguajes más humanos y otras políticas más sociales. He aquí, parte de lo publicado, en el número 36 (octubre 1995) de la revista de pensamiento, “Iniciativa Socialista”.

Me duelen los abandonados de mi patria

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Los índices de desigualdad son terriblemente altos”... El corazón del ser humano ha perdido pulso; y, apenas sentimos por nada ni por nadie, se ha endurecido como una roca, y solo nos movemos para darnos pedradas unos a otros. Deshumanizados como jamás todo se derrumba, muy poco se sostiene y se sustenta. El mismo aire de rencor, que respiramos por doquier, es una deshumanización total y una pérdida de conciencia a la vez, nuestra brújula orientativa ha dejado de ser el mejor cuadrante moral que poseemos.

Confianza en uno mismo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“Todo ha de compartirse en función del bien común y repartirse en justicia”... Partiendo de que la vida no es fácil para nadie, nuestro desafío generacional posiblemente radique en fortalecer esa confianza en uno mismo, al menos para encauzar entre todos los moradores ese espíritu colectivo y poder hacer frente a nuestras propias fragilidades.

El movimiento cooperativo como cultura

Víctor Corcoba Herrero's picture

“No existe una mejor prueba de avance humanitario que la del espíritu cooperante”... Hay fechas que debieran ser inolvidables. Una de ellas, es la que se celebra cada primer sábado de julio desde 1923, propiciada por el movimiento cooperativo, siempre en disposición de hacerse todo con todos, sin buscar la vanagloria personal, sino el acceso a la creación de riqueza y la eliminación de la pobreza; no en vano, los miembros contribuyen equitativamente y controlan democráticamente el capital de su cooperativa.

La atmósfera de resentidos es un suicidio colectivo

Víctor Corcoba Herrero's picture

“¡El peculio debe asistir y no mandar!”... No podíamos caer más bajo, apenas nos conmueve nada y el inherente entusiasmo viviente ha dejado de palpitar en muchas personas, con una búsqueda enfermiza de reclusión y aislamiento. Lo nefasto de todo esto, es haber perdido la alegría de vivir donándose, el aliento por hacer el bien y hasta el pulso templado, en perpetua armonía con la naturaleza, que es lo que realmente nos permite levantar la cabeza y volver a empezar.

El aumento de las pesadillas

Víctor Corcoba Herrero's picture

Hay que tomar conciencia del tiempo y liberarnos de esta permanente atmósfera estresante que nos agota el cuerpo, pero también el alma. Todo nada en el desequilibrio, en la inmoralidad y en la fibra corrupta, en la manera de comercializar los unos con los otros y en el modo de sacar provecho de la debilidad; y, justamente, con este pulso la vida no es aceptable, en parte por esa falta de respeto natural de todos hacia aquello que nos rodea. La irresponsabilidad humana es tan manifiesta, que hemos de templarnos para conseguir acompasar el deber con el derecho.

Pages