Para formar parte de la información

vigilante

Un vigilante silencioso recorre el Atlántico escuchando al océano

Un vigilante silencioso recorre el Atlántico escuchando al océano

Un vigilante silencioso ha recorrido en los últimos dos meses casi 2.000 kilómetros de océano entre Azores, Madeira y Canarias recopilando datos sobre el mar y escuchando continuamente sus sonidos, con el foco puesto en los cetáceos y en cómo el ruido del tráfico marítimo altera su hábitat.