Oktoberfest ya llega: conoce el origen del multitudinario festival

En 1810, el príncipe Ludwig de Baviera decidió celebrar su unión con la princesa Teresa de Sajonia- Altenburgo con olor a multitud. Por esa razón, mandó organizar una carrera de caballos e invitó a toda la gente que vivía en Múnich.

Según los historiadores, unas 40.000 personas participaron del festejo real, cifra que resulta ínfima comparada a la que hoy registra el Oktoberfest: 6 millones en promedio. Al año siguiente la celebración volvió a realizarse, pero en aquella ocasión se unió al festival estatal de agricultores. Aunque con el tiempo se abandonó la costumbre de realizar una carrera de caballos y su inicio fue trasladado a setiembre (el primer sábado después del 15 de setiembre) para aprovechar de un mejor clima, siguió realizándose en el mismo lugar, el Theresienwiese, ubicado muy cerca de las murallas de Múnich.

En 1887 los denominados Wiesnwirte, es decir los propietarios de las cervecerías, llegaron a la feria para inaugurarla. A partir de entonces, la llegada de estos marca la apertura oficial del Oktoberfest. Actualmente, ellos, montados en vistosos carros jalados por caballos y que llevan sendos barriles de cerveza, integran un desfile de apertura, el cual es encabezado por el alcalde de la ciudad.

Según la tradición, después del desfile, el alcalde abre, a las 12 en punto, el primer barril de cerveza. El grito “O “zapft is!” (ya está abierto) marca el punto de inicio del jolgorio. Luego se disparan 12 balas de cañón, señal que indica a los cerveceros que ya pueden empezar a servir el etílico protagonista del festival.

Fuente: El Comercio de Perú

EA

Categoria: