"Mi suegra no sabía nada", dice la nuera de Bachelet

"Mi suegra no sabía nada", dijo Natalia Compagnon en una entrevista que publica hoy el diario vespertino "La Segunda".

"Ella no sabía, nunca le he informado de mis negocios ni de mis cosas, porque lo he hecho de manera profesional e independiente", aseguró la esposa de Sebastián Dávalos, el primogénito de la mandataria chilena.

El llamado caso Caval salió a la luz en febrero de este año cuando el semanario "Qué Pasa" reveló que Compagnon y su marido se habían reunido con uno de los principales banqueros del país para obtener un préstamos por 6.500 millones de pesos (unos 10,4 millones de dólares) para adquirir unos terrenos que luego vendieron a un precio muy superior.

La operación de inmediato despertó críticas y suspicacias, por lo que la justicia abrió investigación para esclarecer si existió tráfico de influencias y uso indebido de información privilegiada.

Al estallar el escándalo, Sebastián Dávalos se vio obligado a renunciar al cargo que tenía en el Gobierno como director sociocultural de la Presidencia de la República.

Sin embargo, eso no fue suficiente para aquietar los ánimos y las críticas que han salpicado a la propia Bachelet, quien enfrenta uno de sus momentos políticos más difíciles, con una fuerte caída en los índices de popularidad.

En la entrevista de hoy con "La Segunda", Natalia Compagnon pidió disculpas públicas a todos quienes directa o indirectamente se han visto perjudicados por este proceso.
"A mi familia, a mis amigos, especialmente a la presidente de la República, pues ella nunca supo nada", aseguró Compagnon.

La nuera de Bachelet, declaró el pasado miércoles durante nueve horas ante el fiscal Luis Toledo que lleva la causa y sostuvo, sin embargo, que el negocio de los terrenos es completamente legítimo.

"El negocio se realizó en un marco legal. Yo nunca he usado lo que mucha gente dice, el tráfico de influencias", aseguró Compagnon.

"Soy una persona natural, soy Natalia Compagnon, respondo por todos mis actos. Creo que ha habido un poco (de intención) de enredar las cosas tal vez", agregó.

Sobre los detalles de la operación, eludió dar más referencias, argumentando que forman parte de la actual investigación judicial, pero deslizó que la connotación que ha adquirido el caso se debe en parte al hecho de tratarse de personalidades públicas.

"Si esto le hubiera ocurrido a otras personas habría sido un proceso que se habría desarrollado en mayor tranquilidad. Con apego a lo que hacen las instituciones".

"El negocio es lícito, es en un cien por ciento apegado a la ley, que hay instituciones financieras, una empresa", agregó Compagnon.

Sobre su relación con la presidenta señaló que esta se mantiene normal a pesar del escándalo y del impacto que ha tenido sobre el gobierno.

"Yo con ella tengo una buena relación, es la abuela de mis niños, pero cada uno en la vida actúa de manera independiente. Y sí, quiero dejar súper, súper claro, que ella no sabía nada de esto".

Al conocerse el contenido de esta entrevista, el ministro portavoz, Álvaro Elizalde, reiteró lo dicho hace dos días por la mandataria a un grupo de corresponsales, en el sentido de que la presidenta desconocía por completo este negocio y, por supuesto, no hizo gestión alguna para propiciarlo.

EFE

ARB

Categoria: