Llega el chocolate decorado con hologramas

Morphotonix, una joven compañía asentada en Lausanne, Suiza- como no podía ser de otra manera -, ha desarrollado una novedosa técnica mediante la cual pueden insertar hologramas en piezas de chocolate sin usar ningún aditivo, siendo por tanto perfectamente comestibles. Su tecnología permite trabajar con objetos, productos y moldes en 3D, ofreciendo así la posibilidad de personalizar totalmente los diseños para crear piezas únicas.

Los hologramas los hemos visto en numerosos objetos de nuestro día a día, como marca decorativa o como método de seguridad.

Desde que Dennis Gabor patentó la holografía en 1947, la técnica ha mejorado mucho gracias a la aplicación de la tecnología láser. Un holograma es una imagen óptica que representa un objeto en tres dimensiones gracias al efecto de la luz sobre la superficie fotosensible donde se ha grabado el diseño mediante láser. En Morphotonix han conseguido aplicar estos principios a un material tan delicado como es el chocolate, ofreciendo resultados sorprendentes que sin duda se deben apreciar mucho mejor en vivo.

Los hologramas en el chocolate pueden servir para crear productos totalmente únicos, con el sello de una empresa o marca, o simplemente como decoración. El chocolate seguirá teniendo sabor y textura de chocolate, y seguro que el precio subirá considerablemente, pero es sin duda una técnica muy atractiva que puede dar mucho juego en el diseño de productos especiales. Es un poco como la moda de añadir oro a ciertos productos, no sabe a nada, multiplica los precios pero queda muy bonito.

Fuente: Directo al Paladar

Categoria: