Jóvenes inician una huelga de hambre frente a la oficina de la OEA en Caracas por los presos políticos

Los ocho jóvenes quieren además "recordarle" a la Organización de Estados Americanos (OEA) el "compromiso" que adquirió de enviar a Venezuela una representación de la CIDH para que constate presuntas violaciones de los Derechos Humanos por parte del Gobierno del presidente del país, Hugo Chávez.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, "asumió hace un año un compromiso público" de enviar a Venezuela una comisión de la CIDH, y en ese tiempo "se ha recrudecido la violación de los Derechos Humanos, la persecución política", dijo el huelguista.

En diciembre de 2009 un grupo de estudiantes levantó una huelga de hambre de 18 días a las puertas de la oficina de la OEA en Caracas después de reunirse con una misión enviada por Insulza.

"Queríamos que los estudiantes concluyeran su manifestación por su propio bienestar y porque de esa manera se podrían retomar, en un marco de normalidad, las conversaciones para una posible visita de la CIDH" a Venezuela, señaló Insulza el 8 de diciembre de 2010 en Washington.

La CIDH ha pedido en varias ocasiones verificar la situación de los derechos humanos en Venezuela, pero hasta ahora Caracas le ha negado esa posibilidad.

Chávez ha rechazado varios informes de la CIDH, entre ellos uno divulgado en febrero pasado, que denunciaba supuestas "serias restricciones" a los derechos humanos en Venezuela, que calificó de "inefable e ignominioso".

El presidente reiteró entonces sus críticas sobre la valía moral de la Comisión, al acusarla nuevamente de haber "apoyado" el golpe de Estado que lo derrocó por apenas 48 horas en abril de 2002.

"Es la misma Comisión que apoyó a (el breve gobernante de facto, Pedro) Carmona, pero es parte de la agresión, de las amenazas permanentes" contra la "revolución" bolivariana que lidera desde febrero de 1999, explicó Chávez. EFE

Categoria: