La compañía Sony dice adiós al MiniDisc, pierde la batalla contra el iPod

El MiniDisc fue creado en los años 90, y se hizo popular en Japón y otras regiones asiáticas, pese a su precio elevado—comparado con otros reproductores de música portátiles—porque permitía escuchar y grabar en pequeños discos de audio (de ahí su nombre) que a diferencia de los CDs, tenían mayor capacidad de almacenamiento.

Éste no es el primer dispositivo que esta marca japonesa saca del mercado. En octubre del 2010, anunció que dejaría de fabricar el "walkman", el reproductor portátil de cassettes, por las mismas razones. Aún así, conservó la marca para vender reproductores portátiles de música digital (bajo esta marca ya se ofrecía tabién el MiniDisc)

Según asegura la prensa internacional, el MiniDisc en su última versión, el modelo MZ-RH1, seguirá a la venta en las tiendas hasta que se agote, pero sólo en Europa y Japón, pues desde este año, dejó de distribuirse en Estados Unidos, en donde nunca logró gran popularidad.

Con ello, se calcula que desaparezca de las tiendas el próximo mes en Europa y en septiembre en Japón.

PARA LA HISTORIA

1992. En septiembre, Sony presentó, pero sólo en Japón, el MiniDisc, con la idea de evolucionar el cassette. Usaban discos de 6.4 centímetros de diámetro (la mitad de un CD) y eran capaces de almacenar 74 minutos de música.

Llegó al mercado japonés en noviembre y en diciembre del mismo año, a Estados Unidos.

1995. Se vuelve muy popular pero sólo en Japón y Asia. En Estados Unidos es eclipsado con la popularidad del CD. Esto se debió principalmente al precio, pues llegó a costar hasta 1,000 dólares, y a las pocas casas disqueras que se animaron a lanzar álbumes en este formato.

Otros fabricantes como Philips, JVC, Sharp, Pioneer y Panasonic, aprovechando el auge que tenía en Asia, lanzaron después sus propios modelos de MiniDisc, para hacerle competencia con precios un poco más bajos. En Estados Unidos, las marcas Technics y Radio Shack también lanzaron modelos económicos.

1998. Sale al mercado el primer reproductor de música digital bajo la marca de Diamond Rio Player, que en el 2001 fue eclipsado por la llegada del iPod. Estos productos fueron lo que en realidad empezaron a quitarle mercado al MiniDisc, inclusive en Japón.

2004. Se lanza una versión HD del MiniDisc, con audio en alta definición, que almacenaba hasta 45 horas de música.

2007. Sony parece ser el único fabricante que queda de MiniDisc. Lo hace ya con una producción baja y sólo deja en el mercado un modelo: el MZ-RH1.

2011. Sony decide dar muerte a este dispositivo y dejar que pase a la historia

Fuente: Mundo52

EA