90 aniversario del descubrimiento de la tumba de Tutankamón

Cuando los investigadores que habían rastreado El Valle de los Reyes creyeron que ya no se podía encontrar allí más tumbas que las que ya habían sido descubiertas, en un último intento, una expedición liderada por Howard Carter y financiada por Lord Carnarvon dio con el mausoleo de Tutankamon, el joven faraón que murió a los 19 años tras reinar sólo nueve. «¿Puede usted ver algo?», le preguntó el conde Carnarvon a Howard Carter cuando el arqueólogo entró en el sepulcro. «¡Cosas maravillosas!», respondió Carter. La tumba recibió el nombre de KV62, por ser la sexagesimosegunda que se encontró en la zona.

La sepultura, de pequeño tamaño, guardaba en cuatro pequeñas cámaras 5.000 objetos preciosos que ahora se pueden ver en el Museo Egipcio de El Cairo. Vasijas, armas, vestidos y comida acompañarían al faraón en su paso al más allá. Dentro de un gran sarcófago de roca roja se encontraron los tres ataúdes que, uno dentro de otro, guardaban la momia de Tutankamón. Los dos mayores estaban decorados con piezas de oro, pero el más pequeño y más interior, era de oro macizo. En un lugar apartado, los arqueólogos británicos encontrarían los órganos momificados del faraón.

Poco después del hallazgo el conde Carnarvon falleció, pasando a formar parte de la conocida como «maldición de Tutankamón». Los más supersticiosos atribuyen igualmente la posterior muerte de Howard Carter a los 65 años a esta maldición.

Fuente: http://www.abc.es/20121104/archivo/abci-aniversario-tumba-tutankamon-201...