Aplicación de la Sputnik V en Venezuela "es una situación irregular"

Aplicación de la Sputnik V en Venezuela "es una situación irregular"

El Centro Nacional de Bioética, Cenabi, advirtió los peligros que representa participar en la fase experimental de la vacuna de fabricación rusa contra el Covid 19. Informó sobre el protocolo que se debe seguir en estos casos, el cual no se estaría cumpliendo en Venezuela.

El El Centro Nacional de Bioética, Cenabi, le salió al paso a los reiterados anuncios de Nicolás Maduro, según los cuales, Venezuela participará en la fase 3 de experimentación de la vacuna Sputnik V de fabricación rusa contra el Covid 19.

Mediante un comunicado, el Cenabi, "en el desempeño de sus funciones como institución defensora de la dignidad de las personas y sus derechos, especialmente en el área de la salud" advierte que la Sputnik V se encuentra en estado experimental, lo que significa que "no ha completado las pruebas que se requieren para autorizar su uso en la población general."

El pasado 10 de octubre llegó a Venezuela el primer lote de vacunas Sputnik V. El anuncio lo hizo la viceministro Delcy Rodríguez, quien calificó el hecho como "un momento histórico para nuestra patria". Según sus palabras, Venezuela es "el primer país del hemisferio occidental en participar en la fase 3 de los ensayos de esta vacuna".

El Cenabi advierte que quienes reciben esta vacuna en condición experimental o de ensayo, "corren mayores riesgos que las que la reciben una vez aprobada, porque la eficacia del producto no está del todo comprobada y pudiera producir efectos secundarios negativos que no se conocen para el momento."

Precisa que una vacunación como la que se estaría realizando en Venezuela "debe cumplir con normas bioéticas de carácter universal, que rigen la investigación con seres humanos."

El Centro Nacional de Bioética recuerda los preceptos que se deben cumplir para una vacunación en fase de experimentación:

1.La participación debe ser libre y voluntaria. Nadie debe obligar a otra persona a vacunarse, ni coaccionarla para que lo haga con dádivas o amenazas.

2.La persona invitada para ser vacunada, debe ser informada con detalle sobre las características de la vacuna que va a recibir y su carácter experimental, sobre los efectos positivos que se esperan de la vacuna, los riesgos y efectos secundarios conocidos y la posibilidad de que se presenten otros que aún se desconocen, sobre la responsabilidad que asumen el patrocinador de la vacuna y el Estado venezolano ante los efectos adversos que se pudieran presentar, sobre la libertad que tiene la persona para negarse a participar o retirarse después de haber aceptado y sobre el resguardo de la confidencialidad de la información recabada.

Afirma el Cenabi que todo lo anterior debe estar consignado en un documento escrito, y el “Consentimiento Informado”, que la persona debe firmar "solamente si está de acuerdo en participar y debe ser refrendado por la autoridad que conduce la investigación y un testigo independiente."

3.Toda la información sobre la vacuna y el proceso de vacunación debe estar contenida en un “Protocolo de Investigación” que previo a su desarrollo debe ser sometido a la aprobación de un Comité independiente de Bioética del país, que cumpla con las normas de la UNESCO y del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel y que se encargue además de dar seguimiento a la investigación.

Según el Cenabi, los requisitos enumerados no se están cumpliendo cumpliendo en Venezuela y aclara que los mismos "están basados en el respeto a la dignidad humana, los Principios Fundamentales de la Bioética (autonomía, beneficencia, no maleficencia y justicia) y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los cuales se expresan en numerosos documentos, como: Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos (artículos 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 15, 19, 20, 21 y 24), Declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial, Normas CIOMS/OMS, Guía de Buenas Prácticas Clínicas Tripartita y Armonizadas, Código de Ética para la Vida del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia , Tecnología e Industrias Intermedias, Ley de Ejercicio de la Medicina, Código de Deontología Médica e incluso en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (art 46).

Finalmente y por todo lo anterior, el Cenabi exhorta "a la población a exigir el respeto de sus derechos aquí expresados y elevamos la denuncia de esta situación irregular, a los organismos nacionales e internacionales que defienden los Derechos Humanos". @erondoni

Enrique Rondó Nieto - Informe21