China ordena a los buscadores de internet que "mejoren la censura" de los resultados

China ordena a los buscadores de internet que "mejoren la censura" de los resultados

La Administración del Ciberespacio de China (CAC), el organismo encargado de regular internet en el país, publicó este sábado una nueva normativa para los motores de búsqueda en la que les pide que "mejoren la censura" de sus resultados.

Estas nuevas reglas salen a la luz unas semanas después del escándalo provocado por la muerte de un joven enfermo de cáncer que intentó curarse con un tratamiento experimental sin resultados probados que encontró en el buscador chino Baidu (considerado el equivalente local de Google).

La polémica muerte de Wei Zexi generó una ola de críticas a Baidu al entender que el buscador había primado la obtención de ganancias por publicidad sobre la protección de sus usuarios ante el contenido de esos anuncios, por lo que la nueva normativa restringe este tipo de prácticas.

Los buscadores que operen en China -entre los que no está Google, bloqueado en el país- están obligados a partir de ahora a identificar de forma clara los contenidos patrocinados que sitúan los primeros en los resultados de las búsquedas y a limitar el número por cada página.

La CAC requerirá a los motores de búsqueda a que mejoren sus controles sobre los anunciantes.

Además, queda prohibida la práctica de bloquear las páginas con informaciones negativas sobre los anunciantes, así como la publicación de cualquier tipo de contenido ilegal.

Con estas reglas, la Administración china busca garantizar que los resultados de las búsquedas sean objetivos, justos y con autoridad, al tiempo que sale al paso de las críticas que proliferaron en las semanas posteriores a la muerte del joven Wei.

A Wei se le diagnosticó en 2014 un sarcoma sinovial, un tipo de tumor canceroso que afecta a los tejidos blandos, y se sometió a un tratamiento para curarlo que anunciaba en Baidu un centro hospitalario pequinés, el Segundo Hospital del Cuerpo de Policía Armada de Pekín.

Este tratamiento, que obligó a la familia del paciente a endeudarse para pagar los 200.000 yuanes (unos 31.000 dólares, 27.000 euros) que costaba, no surtió efecto y el joven falleció el 12 de abril pasado.

Dos meses antes de morir, Wei criticó en un popular foro virtual chino llamado Zhihu la falta de efectividad del tratamiento y las mentiras que contenía su anuncio, mientras que también señaló a Baidu, el buscador que utilizan ocho de cada diez internautas chinos.

Su muerte generó una ola de quejas sobre el buscador chino, que ya estuvo implicado a comienzos de año en otro escándalo sanitario al descubrirse que había cedido los derechos de moderación de foros sobre hemofilia a empresas que estafaron a sus usuarios, a la que se sumaron los medios de comunicación oficiales.

El Diario del Pueblo, portavoz del Partido Comunista, y la agencia oficial de noticias Xinhua condenaron en sendos editoriales en mayo la falta de ética de Baidu, uno de los gigantes tecnológicos chinos.

Tras estos pronunciamientos, el organismo regulador de internet realizó una investigación en la sede de Baidu y concluyó que la empresa tendría que cambiar el modelo de gestión de información de su popular buscador y que ha derivado ahora en una regulación más estricta.

EFE / LR