Científico de la NASA muestra lo increíblemente lenta que es la velocidad de la luz

Científico de la NASA muestra lo increíblemente lenta que es la velocidad de la luz

Desde que vamos al colegio y vemos nuestra primera clase de física, aprendemos que la velocidad de la luz es de casi 300.000 kilómetros por segundo en el vacío. En ese momento también nos enteramos de que en teoría no existe ningún objeto que pueda superar esa velocidad. El hecho de poder superarla es, al menos hasta ahora, inconcebible por fuera de la ciencia ficción.

Por eso sería raro si alguien nos dijera que la velocidad de la luz en realidad no es tan rápida. Después de todo, ¿con qué se podría comparar de modo que la luz se viera como si fuera lenta? Al parecer, un científico de la NASA tiene la respuesta.

James O'Donoghue es un científico planetario que trabaja en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Uno de sus últimos proyectos ha sido el de calcular y explicar a través de animaciones distintas temáticas sobre el sistema solar. Entre estas se encuentran un grupo de tres videos que muestran qué tanto se tarda la luz en atravesar ciertas distancias en el espacio.

Una de las animaciones es atravesando la Tierra, otra de la Tierra a la Luna y la última es viajando desde la Tierra hasta Marte. El resultado es impresionante porque los tiempos de viaje escalan notoriamente.

Cruzando la Tierra

El Ecuador de nuestro planeta mide solamente poco más de 40.000 kilómetros. Esto no es mucho para la velocidad de la luz, pues sus fotones podrían darle una vuelta al globo 7,5 veces en un solo segundo. Evidentemente en este caso se ve rápido.

De la Tierra a la Luna

Entre la Tierra y su satélite hay una distancia promedio de 384.400 kilómetros. En esta distancia a la luz tampoco le cuesta mucho viajar, pues lo hace en tan solo 1,255 segundos.

De la Tierra a Marte

No obstante, aquí ya hay una notoria diferencia. En el mayor acercamiento que tienen la Tierra y Marte, los dos planetas están a una distancia de 54,6 millones de kilómetros. Esto traduce en un desplazamiento de unos 3 minutos y segundos. En total, en un viaje de ida y vuelta, la jornada se realiza en 6 minutos y cuatro segundos.

Más allá de eso es peor…

A partir de ese punto las escalas ya se hacen demasiado frustrantes. Por ejemplo, la distancia del Sol a la Tierra es de 149, 6 millones de kilómetros, lo que hace que la luz se tarde en llegar unos 8 minutos y 19 segundos.

Peor es si revisamos la distancia promedio del Sol a Plutón, que es de casi 6 billones de kilómetros. Si miramos más allá, el exoplaneta más cercano al nuestro está a 4,2 años luz de nosotros.

En conclusión, inclusive en caso de alcanzar la velocidad de la luz, a la humanidad le quedaría muy complicado conocer el espacio más allá del sistema solar.

Fuente: Fayerwayer

RA