Cómo ser mejor en matemáticas, aunque no te gusten

Cómo ser mejor en matemáticas, aunque no te gusten

La inteligencia no es tan importante para que los chicos tengan buenos resultados en matemática. Lo fundamental es que estén motivados a estudiar y que incorporen buenos hábitos de estudio.

A dichas conclusiones llegó un estudio realizado por la Universidad de Munich y la Universidad de Bielefeld (Alemania). "Nuestra investigación sugiere que la habilidad de los estudiantes para aprender matemática se desarrolla a través de la educación. Los programas educativos que se enfocan en la motivación de los chicos y en sus métodos de estudio son una herramienta importante para que mejoren sus calificaciones en matemática y otras materias", afirma Kou Murayama, psicólogo a cargo del estudio.

HÁBITOS QUE AYUDAN

La investigación, publicada en Child Development, se realizó con 3520 chicos de diversos grados de la escuela primaria. A lo largo de cinco años, los expertos analizaron su inteligencia, motivación y métodos de estudio, y registraron los resultados obtenidos en matemática.

Murayama observó que la inteligencia se relaciona muy fuertemente con los logros en matemática tan solo en los primeros momentos del aprendizaje. La motivación y los métodos y hábitos de estudio resultaron mucho más importantes para que los chicos aprendieran esta disciplina en el largo plazo.

Por ejemplo, los estudiantes que se sentían seguros de sí mismos estaban más motivados y eran más eficientes para hacer tareas como resumir y conectar distintos factores entre sí. Los chicos con estas características mejoraron progresivamente sus notas mientras que los jóvenes con inteligencia pero sin estos factores no consiguieron este crecimiento.

En vista de los resultados, Murayama concluye que "la inteligencia, según la mide el coeficiente intelectual, es importante en las primeras etapas del aprendizaje de la matemática, pero la motivación y los métodos y hábitos de estudio son más importantes en el crecimiento posterior".

Yahoo / LR