Egipto pone en una muestra animales y mariposas disecados de la familia real

 Egipto pone en una muestra animales y mariposas disecados de la familia real

Los egipcios podrán volver a admirar la colección de unos 1.000 animales y centenares de mariposas disecados que perteneció a la familia real y que se conserva en el Museo de la Caza, reabierto este martes en El Cairo después de diez años.

Ubicado en el palacio del príncipe Mohamed Ali Taufiq (1875-1955) en la isla de Roda -en el río Nilo a la altura del centro de la capital egipcia- el museo está constituido por una única galería, en la que están expuestos los trofeos de caza y también regalos hechos a la familia real egipcia, destronada en 1952.

"Es una colección muy grande y sorprendente", aseguró a Efe Ilham Salah, directora de Museos del Ministerio de Antigüedades egipcio en la inauguración.

"El Museo de la Caza siempre ha atraído a los visitantes al palacio de Mohamed Ali pero, desafortunadamente, no pudo ser reabierto en 2015 tras la restauración de todo el complejo", añadió Salah.

Ahora, las autoridades esperan atraer a más curiosos y, sobre todo, a los niños y estudiantes, para que conozcan las especies de animales que había en Egipto -la mayor parte de han extinguido-, explicó el ministro de Antigüedades, Jaled al Anani.

Los turistas extranjeros no son el público de esta galería, pero Al Anani señaló que "ofrecer nuevos sitios de interés animará (a acudir al país) a los visitantes", espantados en los últimos años por la inestabilidad política y la violencia.

Además de disfrutar de los jardines del palacio, que el príncipe Taufiq hizo construir en un estilo islámico con elementos modernos, los que se acerquen al museo pueden conocer que en el desierto occidental de Egipto había leopardos y gacelas a finales del S.XIX y principios del S.XX, y en la península del Sinaí (este) había incluso hienas.

En sus vitrinas se encuentra toda la fauna del desierto (cerca del 90% del territorio egipcio), desde zorros hasta roedores de varios tipos, así como serpientes y animales salvajes.

Además, el rey Faruk y los príncipes Yusef Kamal y Taufiq coleccionaron centenares de mariposas de todos los tamaños y colores, así como aves migratorias y rapaces, y en su colección se encuentra un esqueleto entero de camello con su cabeza embalsamada.

El museo fue abierto la primera vez en 1963, once años después de la revolución de los Oficiales Libres que en 1952 derrocó a Faruk e impuso una república en Egipto, que actualmente conserva el patrimonio de su familia real en varios museos y palacetes.

EFE/ MF