El nuevo Moto X, frente a frente al Samsung Galaxy S4 y al iPhone 5

Moto X

Para intentar destacarse del resto, el Moto X puede recibir toda una serie de órdenes con la voz de su dueño y se puede personalizar hasta niveles hasta ahora inéditos. Ahí es donde ha metido todo el esfuerzo el gigante de internet, que continúa su innovación sobre los sistemas de reconocimiento de voz, uno de los aspectos que más se está desarrollando y cuyo futuro se aventura interesante.

El teléfono tiene una pantalla de 4,7 pulgadas, a caballo entre el iPhone 5 -de 4 pulgadas- y el Galaxy S4, 4,99 pulgadas-. Tiene unay alta definición, así como cámara de 10 megapíxeles y batería de elevada capacidad, gracias a un nuevo microprocesador (el X8) diseñado para optimizar el rendimiento y la energía acumulada.

Dado que la estética es un factor muy importante a la hora de comprar un teléfono, el Moto X tiene una carcasa curvada y podrá personalizarse al máximo, ya que se podrán elegir hasta entre 18 colores para la carcasa trasera y otros elementos del terminal, lo que supone que se pueden realizar más de 2.000 combinaciones, según el fabricante. ¿Se hará un hueco entre los consumidores?

iPhone 5

Cabe recordar que el teléfono de Apple tiene un gran rendimiento pese a disponer de unas características técnicas inferiores a los dispositivos de alta gama actuales. Tanto el iPhone 5 como el Galaxy S4 alcanza potencias similares, siendo la apuesta de la firma surcoreana algo superior a sus competidores, aunque recientemente ha sido acusada de «trucar» las pruebas de rendimiento. A su favor, el acabado, el ensamblado y la elegancia y calidad que ofrece. Por eso, con solo 1 Gb de memoria RAM consigue superar o empatar al resto de rivales.

En este campo, el Moto X se equipara al resto de rivales. Cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon MSM8960Pro de dos núcleos Krait a una velocidad de 1.7 GHz, que habrá que comprobar de primera mano. Ese procesador es el mismo que ya aparecía en el Nexus 4, con lo que no ha supuesto un gran avance en este campo. El iPhone 5, por el contrario, dispone de un procesador A6, capaz de llegar a 1,3 Ghz de velocidad.

Otro de los inconvenientes del último modelo de iPhone es el tamaño de la pantalla. Tan solo 4 pulgadas se quedan, tal vez, algo cortas en comparación con el resto de productos existentes en el mercado. Es por ello por lo que los últimos rumores apuntan a que la nueva versión crecerá.

Aunque tiene grandes prestaciones, el Moto X se queda a las puertas de ser un alta gama ya que, entre algunos de sus puntos negativos, se encuentra su cámara de 10 megapíxeles en comparación con la tendencia del mercado que los lleva hasta 13 megapíxeles, aunque para algunos una nimiedad sin importancia.

Samsung Galaxy S4

El teléfono de la firma surcoreana es un verdadero producto de alto rendimiento. En comparación al resto, el Samsung Galaxy S4 se lleva la palma en cuanto a velocidad. Un procesador Qualcomm Snapdragon 600 a 1,9 GHz le hacen casi invencible. En cuanto al peso, por ejemplo, el Moto X tiene un peso (130 gramos) similares al del móvil surcoreano, pero todavía lejos a laos 112 ofrecidos por el iPhone 5. Además, el nuevo de Motorola es más grueso (10 milímetros) que el resto: 7,6 milímetros para el iPhone 5; 7,9 milímetros, para el Galaxy S4.

Otro de los puntos a su favor es su amplio catálogo de funcionalidades diferentes y distintas que ofrece respecto al resto de competidores, como la opción «Air View», que permite visualizar contenidos o carpetas con solo apuntar el dedo en la pantalla, como si este fuera un puntero; «Air Gesture», que permite cambiar una canción, subir y bajar una página web, o aceptar una llamada con un simple gesto de la mano; o el «Smart Scroll», que controla muchas funciones con los ojos.

Motivo a criticar por muchos analistas es el material utilizado, policarbonato, para la construcción del terminal, una decisión que divide a muchos usuarios. Cuestión de gustos.

Fuente: http://www.abc.es/tecnologia/moviles-telefonia/20130802/abci-moto-galaxy...

DJ