El peligro de la cibercondría: qué es y qué fuente veraz puedes consultar en la web

El peligro de la cibercondría: qué es y qué fuente veraz puedes consultar en la web

La ansiedad por la condición de salud, también conocida como hipocondría, no es un fenómeno nuevo. Desde los inicios de la medicina (y sin duda antes), las personas se han preocupado por su salud y la posibilidad de contraer una enfermedad.

No hace falta decir que la información relacionada con la salud y las enfermedades se ha hecho mucho más accesible, ya que Internet se convirtió en un producto doméstico. Ya en 2001, la BBC informó que los médicos se enfrentaban a una nueva condición llamada cibercondría.

¿Qué es la cibercondría?

Los pacientes con cibercondría buscan sus síntomas online, y después se acercan a un médico con una idea predeterminada de la condición de la que están sufriendo. Se alarman al leer sobre posibles causas de los síntomas que sienten.

Los especialistas comenzaron a predecir que la cibercondría se haría más común a medida que aumentara el uso de Internet. En 2008, un estudio realizado por Ryen White y Eric Horvitz publicado en la revista Transactions on Information Systems se refirió a la cibercondría como:

"La escalada infundada de preocupaciones sobre la sintomatología, basada en la revisión de los resultados de búsqueda y la literatura en la web".

En un trabajo posterior presentado en el AMIA 2009 Annual Symposium, los autores dijeron que las personas que buscan síntomas comunes pueden conseguir resultados o contenido sobre enfermedades graves que causan una gran preocupación.

Este tipo de búsqueda no proporciona información sobre la probabilidad de que estas enfermedades graves estén presentes, o de que los síntomas puedan tener una causa benigna.

Peligros de la cibercondría

El problema es que la gente suele realizar búsquedas genéricas, en lugar de consultar fuentes fiables como eCurae Salud, una serie de blogs realizados por profesionales médicos. Se trata de una web totalmente fiable para buscar los síntomas de alguna dolencia.

Pero puede ser un grave problema revistar fuentes no contrastadas. Para un paciente, la cibercondría podría convertirse en un proceso cíclico. Por ejemplo, preocuparse por los síntomas de una afección grave puede hacer que una persona sea mucho más consciente de los síntomas pequeños cuando ocurren.

Esto podría ser un dolor de cabeza, un pequeño defecto en la piel o una dolencia en un músculo. Síntomas como estos pueden deberse a varias razones, pero si alguien los asocia con una enfermedad grave, es probable que aumente la preocupación.

Esto ocasiona que se sientan estresados, causando más dolores de cabeza o dolores musculares, lo que lleva a más preocupaciones, y así sucesivamente.

Las personas con ansiedad de salud a menudo buscan la tranquilidad en un médico o fuentes en Internet. También es posible que hagan exactamente lo contrario, y eviten el contacto con médicos, enfermeras o profesionales de la salud. Al buscar los síntomas en Internet y encontrar resultados poco alentadores, puede surgir la depresión o ataques de pánico.

Soluciones y recomendaciones

Por tanto, no es recomendable investigar en Internet sobre la posible causa de los síntomas de una dolencia o afección. Lo ideal es acudir al médico directamente.

La terapia cognitivo-conductual, o TCC, es una forma de tratamiento que los terapeutas usan para ayudar a las personas con ansiedad de salud, que con frecuencia revisan fuentes poco fiables en la web.

Recientemente, investigadores de la Escuela Imperial de Londres realizaron un estudio sobre el uso de la TCC en 444 pacientes con ansiedad relacionada a la salud, y descubrieron que es un tratamiento efectivo. En otros casos, los terapeutas pueden usar diferentes tratamientos, como la terapia de trauma, si la TCC no es adecuada.

Para los servicios de salud y los médicos de cabecera, la ansiedad por la salud se ha identificado como un problema debido al tiempo y los recursos que consume. Un paciente con ansiedad de salud puede reservar citas y ser enviado a exámenes que, en última instancia, no son necesarios.

La página eCurae nació con la finalidad de ayudar a pacientes de todo el mundo y así prevenir la cibercondría. Médicos con muchos años de experiencia publican en sus blogs información relevante sobre diversas enfermedades y tratamientos.

Es una fuente fiable para revisar en primera instancia. Seguidamente, si los síntomas continúan, es importante acudir a un médico para que confirme la causa real de la dolencia. La cibercondría es mucho más grave de lo que muchos creen. Es típico pensar que tienes cáncer después de buscar sobre tu dolor en la uña.

NP/MA