Encuentran el primer fósil del cerebro de un dinosaurio

En 2004, Jamie Hiscocks (recolector de fósiles) encontró un fósil en Sussex, Londres, que a simple vista parecía una piedra. Ahora, más de 10 años después, un equipo de investigadores de Gran Bretaña y Australia, descubrieron que se trata del primer fósil del cerebro de un dinosaurio.

El fósil tiene 133 millones de años y sospechan que pertenece al Iguanodon, un dinosaurio herbívoro del período cretáceo.

Un fósil increíblemente bien conservado

Los paleontólogos utilizaron un microscopio electrónico de barrido y descubrieron que el fósil presenta una conservación sorprendente, ya que preserva los vasos sanguíneos y capilares, el tejido de la corteza, la capa externa del cerebro y hasta la membrana que mantiene al cerebro en su lugar (meninges).

La teoría de los expertos es que el dinosaurio cayó en un pantano profundo del que no pudo salir y con el paso del tiempo su cabeza quedó enterrada bajo los sedimentos. El agua estancada, los ácidos bajos en oxígeno y los minerales podrían explicar por qué se han conservado tan bien.

Con escáneres de alta resolución, vieron que las meninges y la estructura cerebral general, era similar a las de los pájaros y cocodrilos de hoy en día. Con la información recaudada, los expertos sostienen que el animal era tan inteligente como los cocodrilos modernos.

Estudios futuros pueden revelar aún más sobre el posible vínculo entre este antiguo cerebro y el de animales modernos. Sobre todo con escaneos tridimensionales que permitan comparar directamente las estructuras cerebrales.

Si bien se necesita mucha más investigación, sin duda este descubrimiento es un gran paso para conocer más acerca de la especie y es un hallazgo que muchos no creían posible.

Fuente: Vix

LR