¿Es necesario llevar un compresor de aire en el auto?

¿Es necesario llevar un compresor de aire en el coche?

Llevar un compresor de aire en el coche es importante pues resulta un aparato muy útil para cualquier conductor. Esta pequeña máquina, que se enchufa al mechero del vehículo, ofrece la posibilidad de llevar un control constante sobre la presión de los neumáticos. De especial valor cuando se nota una bajada de esa presión y no hay ninguna estación de servicios cerca.

En cualquier viaje o cualquier escapada a la playa o la montaña, sobre todo cuando vamos por carreteras secundarias y más alejadas, es conveniente llevar un compresor de aire para coche por si necesitamos llenar los neumáticos y no hay cerca ninguna estación de servicio.

El compresor tiene un funcionamiento muy sencillo, pues aspita el aire que se encuentra en el ambiente para expulsarlo a presión. Es muy utilizado en el sector industrial, y cada día es más frecuente usarlo a nivel particular, pues los compresores portátiles son pequeños, prácticos y muy funcionales.

Se pueden utilizar no solo para hinchar los neumáticos en caso de necesitarlo, sino también para juguetes hinchables para la piscina o la playa, o camas para campings, por ejemplo. Por cuestiones de seguridad, la utilidad de llevarlo siempre en el coche es la más relevante de todas.

Tipos de compresores de aire para el coche

Existen distintos tipos de compresores de aire que pueden utilizarse para el coche. Conocer cuáles son y sus características ayudará a los conductores a hacer una mejor elección.

Mini compresor portátil

Este compresor de aire para coche es muy liviano, llegando a pesar unos 300 gramos. Son una solución perfecta que puede llevarse a cualquier lugar sin mucha incomodidad. Algunos incorporan luz LED muy útil cuando ha de ser utilizado en condiciones de poca iluminación. Cuentan, así mismo, con un enchufe con conexión para la toma del mechero, pudiendo llenar los neumáticos en cualquier lugar.

Estos modelos suelen contar con tres boquillas para adaptarse a distintos objetos y un adaptador para las ruedas de las bicicletas, entre otros. También disponen de distintas unidades de medida para leer con facilidad los valores de presión de aire y una bolsa para que sean cómodos de guardar.

Compresor de aire digital

Este compresor permite inflar los neumáticos de forma rápida, y cuenta con una práctica pantalla LCD, muy sencilla de manejar. Suele tardar entre 7 y 8 minutos en llenar la rueda y se detienen en cuanto está lista.

Estos modelos suelen incluir varios sistemas de iluminación: iluminación con luz blanca, luz roja y modo S.O.S., muy útil en caso de que se tenga cualquier tipo de accidente. Además de para inflar los neumáticos, es un dispositivo muy práctico para cualquier objeto hinchable, ruedas de bici o motocicleta, entre otros.

Compresor metálico

Estos modelos de compresores para coches son muy eficientes y seguros, contando con una función de auto apagado que hace que el compresor se pare cuando la rueda esté lista.

Esta característica es muy práctica, ya que nunca se correrá el riesgo de sufrir algún tipo de accidente por tener los neumáticos demasiado inflados.

Al ser compresores de fabricación metálica, la durabilidad y resistencia son mayores que en aquellos otros modelos fabricados en plástico.

Al igual que los tipos que se han mencionado con anterioridad, tienen carácter multifuncional, por lo que permitirán llenar los neumáticos del coche con máxima precisión y rapidez, así como los de la bicicleta, la moto, los artículos hinchables o deportivos, como los balones.

Estos modelos suelen contar con una pantalla para poder elegir entre varias unidades de medición, un cable de conexión bastante largo y una luz LED para facilitar el trabajo de inflado en situaciones de oscuridad.

Mini-compresor de aire para coche

Por último, en el mercado se encuentran un tipo de compresores para el coche realmente compactos, que ocupan muy poco espacio, que son muy eficientes y que cuentan con un cable extra largo, de unos tres metros, con una fuente de alimentación válida para el adaptador del mechero del coche.

Aspectos a tener en cuenta para elegir un compresor

Hay varios aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de elegir un compresor, ya que influyen directamente en el trabajo que se va a realizar con ellos. En el caso del compresor para el coche, estos aspectos son los más relevantes.

Un diseño pequeño y portátil es de vital importancia por cuestiones de espacio y movilidad. Cuanto más pequeño es más fácil resulta moverlo a cualquier lugar y que se tenga siempre a mano en el coche, pues el lugar que ocupa es reducido.

Es igualmente importante que cumpla con varias funciones, siendo polivalente, pues ya que se cuenta con este dispositivo, se debe intentar sacarle en máximo rendimiento.

Es muy aconsejable que cuente con una luz de trabajo, pues habrá situaciones de poca iluminación en la que será de gran ayuda. Un cable de conexión largo también facilitará enormemente la tarea que se vaya a realizar, así como la visualización precisa de los valores.

NP/MA