India restaura parcialmente internet en Cachemira tras seis meses de bloqueo

India restaura parcialmente internet en Cachemira tras seis meses de bloqueo

Las autoridades de la Cachemira india restablecieron este sábado internet, restringido a 301 páginas web y sin redes sociales, tras seis meses de bloqueo después de que el Gobierno indio impusiese restricciones sin precedentes el pasado agosto al retirar por sorpresa el estatus especial de la región.

"La decisión fue tomada a última hora en la pasada noche, antes del Día de la República", en el que la India conmemora mañana la aprobación de la Constitución india, dijo a Efe un miembro de la oficina del Comisionado de Cachemira, autoridad encargada de mantener la ley y el orden, que pidió el anonimato.

De acuerdo con la orden, Internet 2G "de baja velocidad, (y) servicios de internet tanto de líneas fijas como móviles serán restauradas antes del Día de la República".

Aislados de la tecnología

Sin embargo, la restauración de internet está limitada a una lista de unas 300 páginas web que excluyen a redes sociales como Facebook o WhatsApp.

"Me siento asfixiado sin internet", dijo a Efe Mahdi, un adolescente que afirmó "esperar con impaciencia la restauración".

Fuentes oficiales informaron a Efe de que la restauración de internet en la disputada región tardará varias horas, ya que los proveedores de servicio deben poner en marcha los cortafuegos necesarios.

"No será un servicio normal, nos han ordenado limitarlo. Hemos comenzado el proceso y seguramente tardaremos muchas horas en completarlo", aseguró a Efe una fuente de la compañía estatal de telecomunicaciones Bharat Sanchar Nigam Limited (BSNL), que pidió el anonimato.

Decisión de restaurar el servicio

La decisión de restablecer parcialmente internet llegó tras una orden hace dos semanas del Tribunal Supremo indio a las autoridades de revisar las restricciones a la comunicación.

Internet fue bloqueado el 5 de agosto del año pasado cuando Nueva Delhi suspendió el estatus especial que el Estado de Jammu y Cachemira mantenía desde hace más de siete décadas y dividió la región en dos Territorios de la Unión controlados por Nueva Delhi.

La suspensión fue acompañada de cortes de las telecomunicaciones y restricciones a los derechos de reunión sin precedentes que duraron meses antes de ser progresivamente suavizados, así como una presencia reforzada de las fuerzas de seguridad en la que ya era una de las regiones más militarizadas del mundo.

El Gobierno también detuvo a un número aún no determinado de políticos, activistas y ciudadanos. Fuentes oficiales consultadas por Efe situaron la cifra en varios miles de personas.

Dirigentes políticos como los antiguos jefes de gobierno de la región Omar Abdullah, Farooq Abdullah y Mebooba Mufti siguen encarcelados.

La India y Pakistán se disputan la completa soberanía de la región de mayoría musulmana, que es escenario desde los años 90 de un movimiento insurgente de tintes separatistas, desde su independencia del Imperio británico en 1947. EFE

IR