La Cueva de Altamira protagoniza el último doodle de Google

La Cueva de Altamira protagoniza el último doodle de Google

Google, el buscador más famoso de la red, este lunes ha vuelto a cambiar su página principal con uno de sus doodles personalizados. En esta ocasión se rinde homenaje a la cántabra Cueva de Altamira con motivo del 139 aniversario del descubrimiento de estas famosas pinturas rupestres.

Como bien recuerda hoy Google, la Cueva de Altamira , ubicada en el municipio de Santilla del Mar, fue descubierta en 1879 por Marcelino Sanz de Sautuola, un botánico aficionado a la arqueología. Fue el primero que se percató de la presencia de huesos de animales y algunas herramientas de silex, aunque la primera que descubrió las pinturas en las paredes fue su hija María –tenía 8 años por entonces- quien le dijo de mirar aquellos dibujos tan llamativos.

Los bisontes, caballos y las misteriosas huellas de manos se han conservado desde hace más de 36.000 años. Fue tan importante este hallazgo que a menudo se conoce a la Cueva de Altamira como “la Capilla Sixtina del arte paleolítico”.

Mucho se ha especulado sobre el origen paleolítico de estas cuevas, aunque la mayoría de informaciones se han ido descartando con el paso de los años. Hubo quien argumentaba que estas ilustraciones, en las que también hay figuras abstractas y representaciones de la vida silvestre, eran demasiado sofisticado para tener 36.000 años de antigüedad.

Fue en 1902 cuando se demostró realmente que las pinturas de la Cueva de Altamira eran del periodo paleolítico gracias a un estudio del arqueólogo francés Henri Breuil. La admiración de estos dibujos hicieron que la UNESCO declarara la cueva en 1985 como Patrimonio de la Humanidad.

Fuente: La Vanguardia

OS